“Pastel de erizo”, sorpresa para un cumpleaños infantil (Receta)

Legion Media
Sus familiares y amigos se esforzarán por no engullir esta tarta tan simpática y divertida.

Cualquiera que haya nacido en la URSS puede recordar fácilmente este delicioso e inolvidable pastel. Todavía recuerdo la época de mi infancia en la que mi abuela y yo pasamos por delante de la pastelería “Bolchevique”. Cuando nos detuvimos para echar un vistazo rápido, me fijé accidentalmente en este adorable erizo, con sus pequeños ojos negros, sus mejillas regordetas, su nariz respingona y su espalda llena de agujas. Empecé a rogar a mi abuela que lo comprara, y ella no pudo resistirse a comprármelo a cambio de mi promesa de comerme todo el almuerzo. 

En la época soviética, este pastel se llamaba “Iinvitado del bosque”. En aquella época había muchos dibujos animados que representaban la vida y las aventuras de un pequeño pero valiente erizo de carácter apacible y corazón bondadoso: El erizo en la niebla; ¡Tryam! Hola!; y Si las estrellas caen.

Mi buena amiga, Alice, siempre se pone nostálgica cuando se enfrasca en pensamientos sobre este elegante pastel cremoso para los cumpleaños de su infancia. En aquella época estaba tan abrumada de alegría que decidió convertirse en pastelera cuando fuera mayor. Pasó el tiempo y hace unos días me sentí obligada a dirigirme a ella y pedirle la receta.

Por un lado, me aseguró que no tendría ningún problema en hacerla por mí misma, pero por otro lado me dijo que esta dulce delicia tiene siete recetas diferentes. Al final, me quedé con la que es más bien fácil de cocinar, pero el resultado es cremoso y sabroso.

Hoy sugiero que la cocinemos juntos. Sé que la receta puede parecer difícil y que cualquier cosa puede salir mal, pero mantente firme y al final triunfaremos.

Ingredientes:

  • 400 g de harina
  • 380 g de mantequilla: 190 g para la masa y 190 para la crema
  • 120 g de azúcar
  • 100 g de nuez
  • 50 g de pasas
  • 100 g de cacahuetes
  • 100 g de almendras
  • 100 g de anacardos
  • 200 g de nata líquida
  • 1 lata (380 g) de Leche condensada hervida - 1 lata (380 g)
  • 2 huevos
  • 10 g de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 10 g de polvo de hornear
  • 3 cucharadas de leche condensada
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 2 cucharaditas de café instantáneo
  • 3 cucharadas de cacao

Preparación:

Primero haremos la corteza de “shortbread”. Triturar la mantequilla fría junto con la sal, el azúcar y la vainilla. Después añade los huevos y tamiza la harina y la levadura en polvo.

Amasar meticulosamente la masa, debe ser elástica pero lo suficientemente firme para mantener su forma. Envuélvela con una bolsa de plástico y métela en la nevera durante 40 min.

Pasar la masa por una picadora de carne o enrollarla en una capa como hice yo; luego ponerla en una bandeja de horno y hornear la masa en un horno precalentado a 190ºC durante 25 min.

Mientras se enfría la masa, fríe todos los frutos secos en una sartén durante un par de minutos. No te olvides de separar los frutos secos (pasas) si inicialmente compraste una mezcla como hice yo.

Picar 2\3 de la masa crujiente con la mano para que los trozos sean de 0,5 cm o un poco más grandes.

El resto de la masa se hace migas con la batidora.

El siguiente paso es hacer la crema. Se funde el resto de la mantequilla (190 g), y se combina con una lata de leche condensada hervida; luego se mezcla bien la masa con una batidora.

Ahora es el momento de mezclar los trozos grandes de las galletas crujientes con 2\3 de la crema, que hemos preparado en el paso anterior, con las nueces y las pasas.

Haz la tarta en forma de erizo como se ve en la foto. Por fuera, alisar la tarta con la parte restante de las migas con 1\3 de la crema restante.

A continuación, vamos a trabajar en la decoración. Cocinaremos la crema de “agujas de erizo”. Remover el cacao y el café en agua. Batir esta masa con la nata espesa y la leche condensada con ayuda de una batidora.

Poner la nata en una mang<a de repostería y, con ella, hacer las agujas en la espalda del erizo. A continuación, espolvoreamos la cara con cacao, hacemos los ojos y la nariz con gotas de chocolate. Decora la tarta con masilla y añade otros detalles a tu gusto y conveniencia. ¡Que lo disfrutes!

LEE MÁS: 5 pasteles rusos que se pueden hornear en una hora

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies