10 cuadros que se convirtieron en símbolos del periodo comunista

El arte soviético estaba destinado a servir a los ideales ideológicos del comunismo, y muchos artistas lo hicieron. Hemos seleccionado diez obras que servían para instruir a la gente sobre cómo vivir correctamente y amar a la Patria.

1. Boris Kustodiev. “El bolchevique”, 1920

El cuadro alegórico de Kustodiev representa la gigantesca figura del bolchevique, el gobernante del nuevo mundo, agitando una bandera roja y guiando a la multitud hacia el glorioso futuro comunista. La obra fue del agrado de las autoridades soviéticas, y más tarde formó parte de la colección de la Nueva Galería Tretiakov.

2. Kuzma Petrov-Vodkin. “1918 en Petrogrado (La Virgen de Petrogrado)”, 1920

Las obras de Petrov-Vodkin se asemejan a la pintura de iconos en cuanto a composición, color y simbolismo. Podría decirse que fue el pintor de iconos del sistema comunista. Una de sus obras más emblemáticas es sin duda “1918 en Petrogrado”, también conocida como “La Virgen de Petrogrado”. El fondo representa el caos revolucionario en el que estaba sumida la ciudad: panfletos de propaganda, multitudes, ventanas rotas. Con este telón de fondo, una humilde mujer con un chal blanco y su bebé son símbolos de la nueva vida y de la nueva Rusia.

3. Alexander Deyneka. “La defensa de Petrogrado”, 1928

El estilo de Alexander Deyneka se convirtió más adelante en el arte oficial soviético, conocido como realismo socialista. Sin embargo, aquí, en el décimo aniversario de la Revolución de Octubre, aplica la técnica de la “silueta ornamental”. La composición parece ser como un bucle. En el primer plano (plano inferior), los soldados marchan a la Guerra Civil, mientras que en el fondo, el movimiento es en sentido contrario: los heridos, envueltos en gabardinas, regresan a casa.

4. Alexander Guerásimov. “Lenin en la tribuna”, 1930

El líder de la Revolución, Vladímir Lenin, fue sin duda el principal líder del país de los soviets. Su imagen y su biografía fueron mitificadas por artistas y escritores. Se le representó de diversas maneras esperando su momento en una cabaña finlandesa antes de entrar en el Petrogrado revolucionario, pronunciando un discurso enérgico a las masas, montando en un vehículo blindado o participando en un subbotnik (limpieza de sábado). Uno de los retratos más famosos, realizado por Guerásimov, le muestra prácticamente levitando sobre la Bandera Roja desde la tribuna.

5. Alexander Samojvalov. “Kirov recibe un desfile de atletas”, 1935

Desde sus inicios, el Estado soviético apostó fuertemente por la vida sana para mejorar la producción industrial. Por ello se encargó a los artistas que hicieran propaganda del deporte y la educación física. Samojvalov recibió el encargo de pintar varios lienzos sobre las alegrías del deporte soviético.

6. Yuri Pimenov. “Nuevo Moscú”, 1937

Este cuadro es uno de los símbolos del realismo socialista. Una amplia avenida repleta de gente y automóviles, una ciudad transformada e inundada de luz, y una conductora solitaria, signo de la igualdad soviética.

7. Alexander Deyneka. “La defensa de Sebastopol”, 1942

Una amplia franja del arte soviético está dedicada al heroísmo de los soldados soviéticos en la Segunda Guerra Mundial. Uno de los lienzos militares más famosos y un auténtico canto a la valentía es “La defensa de Sebastopol”, de Deyneka.

8. Serguéi Guerásimov. “Madre de un partisano”, 1943-50

La obra de Serguéi Guerásimov glorifica la vida de los pueblos, las granjas colectivas y el campesinado. Su famoso cuadro “Madre de un partisano” representa a una sencilla mujer de pueblo que mira sin miedo a los ojos del enemigo.

9. Alexánder Laktionov, “Carta desde el frente”, 1947

Este cuadro fue tan popular en la época soviética que fue comprado por la Galería Tretiakov, además de ser impreso en libros de texto y en carteles y sellos de correos.

10. Tatiana Yablonskaia. “Mañana”, 1954

Otra obra emblemática, esta vez representando el alegre amanecer del deshielo de Jrushchov. La chica del cuadro, como corresponde a cualquier pionero, hace ejercicios matutinos. Al comenzar cada nuevo día de forma correcta, no solo está “fortaleciendo el cuerpo y la mente”, sino “avanzando hacia un futuro más brillante”.

LEE MÁS: Así se ha transformado a Lenin en el arte contemporáneo ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies