4 películas que unieron para siempre a Sean Connery con Rusia

John McTiernan/Paramount Pictures, 1990
Una de las últimas leyendas auténticas del cine, Sir Sean Connery, se hizo famoso como el primer y más querido James Bond. Aunque el actor escocés luchaba constantemente contra villanos rusos como el icónico agente secreto británico, también asumió papeles que se adentraban más allá del Telón de Acero.

1. ‘La tienda roja’ (1969)

Cuando en 1968, a Sean Connery, de 38 años de edad, se le ofreció el papel de Roald Amundsen, considerado una de los mayores exploradores polares de la historia, decidió intentarlo.

La producción soviético-italiana protagonizada por Connery se estrenó en 1969. Fue dirigida por el inconformista cineasta soviético Mijaí Kalatózov, cuyo drama bélico Cuando pasan las grullas ganó la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes de 1958 (la única película soviética que alzó con este galardón).

Connery, que empezó trabajando como repartidor de leche (sic) era un actor muy natural y un “machote”. No tuvo dificultad en encarnar al explorador noruego Amundsen, el primero en llegar al Polo Sur. La película se centró en el desafortunado esfuerzo de rescatar a Umberto Nobile, pionero de la aviación ártica, y a otros supervivientes del accidente del dirigible Italia a finales de los años 20.

El reparto de laincluía a Sean Connery como Amundsen, al actor británico Peter Finch como el ingeniero aeronáutico Umberto Nobile y a la rubia Claudia Cardinale como guinda del pastel.

El drama se sumergía en medio de la nada, recreando la espeluznante atmósfera del Polo Norte, con partitura de Ennio Morricone y Alexánder Zatsepin ayudando a reflejar de la historia.

La filmación duró más de un año. El rodaje tuvo lugar en la RSS de Estonia, el mar Báltico y el Archipiélago de Svalbard, en el Océano Ártico, así como en Roma y Moscú. Durante ese tiempo, Connery se abrió a un universo completamente nuevo para sí mismo: la Unión Soviética.

La película inspiró al popular actor y cantante soviético Vladímir Visotski a escribir una canción sobre la visita de Connery a la URSS. Lo curioso fue que Visotski tuvo que explicar a su público quién era Sean Connery. Algo bastante comprensible: Las películas de Bond no se estrenaban mucho en la URSS de la época.

“Así que llegó a la URSS pensando que la gente seguramente no le dejaría en paz, pero caminó por las calles sin que nadie le prestara atención. A la mayoría de la gente no le llamaba la atención”, dijo Visotski a sus oyentes cada vez que interpretaba su canción sobre James Bond. “Porque, aunque interpreta a superhéroes, superhombres y agentes especiales, en la vida real no es ‘super’ nada, es una persona completamente normal, un caballero encantador y muy agradable”, explicó.

La tienda roja fue sólo el “primer vistazo” de Connery a la trastienda del Telón de Acero. Veinte años después, el actor volvió para su segundo rodaje en la URSS.

2. ‘La casa Rusia’ (1990)

Esta película se convirtió en una de las últimas películas de espías de la Guerra Fría, hecha poco antes del colapso de la Unión Soviética en 1991.

El rodaje tuvo lugar entre Vancouver, Lisboa, Londres, Leningrado (ahora San Petersburgo) y Moscú. La casa Rusia era una historia de intriga y aventura, con un elenco de un nivel pocas veces visto, incluyendo a Michelle Pfeiffer y Klaus Maria Brandauer. Tom Stoppard, el hombre detrás de Shakespeare in Love, escribió el guión basado en la famosa novela de John le Carré.

La trama era una simbiosis de romance y espionaje, con lugares impresionantes y grandes intérpretes (la química entre los dos actores principales, Connery y Pfeiffer, resultó ser contagiosa). Era una perfecta adaptació de la novela de Le Carre, con la partitura de Jerry Goldsmith para darle sabor a la historia. Aunque algunos fans se quejaron de que el thriller carecía de escenas de acción dinámicas, La casaRusia fue elogiada por otros por el argumento filosófico y por lo que se decía entre líneas.

3. ‘La caza del Octubre Rojo’ (1990)

Las películas de espías resultaron ser una fórmula ganadora para Sir Sean. En 1990, también apareció en La caza del Octubre Rojo dirigida por el director de La jungla de cristal, John McTiernan. Esta vez, Connery causó entusiasmo cuando dijo unas palabras en ruso al principio de la película. Esta, protagonizada por Connery, Alec Baldwin y Sam Neill, era una adaptación de la novela homónima de Tom Clancy. Contaba la historia de un submarino soviético gigante de 30.000 toneladas llamado "Octubre Rojo" y su capitán Marko Ramius (interpretado por el actor escocés) que debe realizar unos ejercicios militares en la costa este de Estados Unidos, aunque su comandante lo que quiere es desertar. En el intento de impedírselo, el mundo queda al borde de una una guerra entre la URSS y los EE UU. Según los aficionados al cine, La caza del Octubre Rojo resultó ser la mejor adaptación para la gran pantalla de una novela de Clancy. La película también ganó un premio de la Academia por el mejor montaje de sonido.

4. ‘Desde Rusia con amor’ (1963)

Desde Rusia con amor (1963) fue la segunda película de Sir Sean, filmada entre Agente 007 contra el Dr. No (1962) y Goldfinger (1964). Según IMDB, Desde Rusia con amor era la favorita de Connery.

Una emocionante aventura de principio a fin, Desde Rusia con amor está considerada como una de las mejores películas de la saga Bond, basada en la novela más vendida de Ian Fleming. Bond se encuentra en el ojo del huracán después de que la inteligencia británica se ponga en contacto con una joven empleada de cifrado soviético, que tiene acceso a una deseada máquina de descodificación, el 'Lektor'. Una tal Tatiana Romanova le dice al MI6 que puede ayudar a Bond a obtener el Lektor por un pequeño favor: un pasaje seguro al Reino Unido. Aunque Bond no se cree la historia de la mujer soviética, necesita hacerse con el aparato.

Sir Sean, cuya carrera cinematográfica abarcó más de medio siglo, dejó su huella en la historia del cine. Sin embargo, los fans del actor parecen estar de acuerdo: 007 fue el mejor papel de Connery de todos los tiempos. Ningún otro Bond logró acercarse a su relajado encanto de macho y su agudo ingenio.

LEE MÁS: 15 rusos y rusas que se enfrentaron (o ayudaron) al espía británico Bond, James Bond

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies