Erotismo oscuro y demonios asiáticos en el arte gráfico de Vania Zhuravliov (Fotos)

Vania Zhuravliov, ‘Vania’/Gestalten
Una mezcla de inocencia, erotismo, belleza, violencia, decadencia, folclore japonés y ruso en 15 obras de Vania Zhuravliov, un artista ruso que reside en Londres.

Personajes de cuentos de hadas rusos y del folclore japonés, demonios, cadáveres y bellas mujeres de burdeles: estos son los temas principales de las obras de Vania Zhuravliov, un artista ruso que emigró a Londres y que crea arte gráfico en un estilo que recuerda mucho a los grabados rusos de principios del siglo XX. Excepto que hay mucho más sexo y muerte en ellos.

Vania tiene un considerable número de seguidores en Internet, pero poco se sabe de su vida real. Zhuravliov comenzó a pintar desde muy joven, su madre era profesora de arte. El niño no tardó en llamar la atención: apareció en varios episodios de un programa de televisión sobre niños con talento en un campo en particular: matemáticas, música, arte, etc.

“Cuando era niño solía dibujar animales y pájaros todo el tiempo y ahora dibujo mujeres, –explicó Vania una vez. No puedo pensar en nada más interesante o hermoso en este momento de mi vida. Utilizo personajes femeninos en mi trabajo para decir o explicar cosas sobre mí mismo”. Los hombres, según él, simbolizan el peligro y el miedo.

Zhuravliov se graduó en el Edinburgh College of Art y en 2000 se trasladó a Londres, donde continuó con sus experimentos artísticos. Dibuja sin hacer bocetos.

Sus obras están llenas de imágenes deliberadamente explícitas de mujeres. “Creo que la sexualidad es una de esas cosas que prácticamente no podemos controlar. Es primitiva, cambiante en su esencia e increíblemente poderosa”, dice Vania.

Hay mucho simbolismo en sus obras. Muchos lo ven influenciado por el art nouveau, los artistas rusos Bakst, Vrúbel y Bilibin, los artistas japoneses Suehiro Maruo y Kazuichi Hanawa, el manga ero-guro de Suehiro Maruo e incluso por el arte del nacionalismo imperial de Japón. Vania dice que el folclore le parece lo más importante e inspirador.

“En primer lugar, los grandes cuentos de hadas conllevan una amplia gama de emociones: del miedo a la esperanza. En segundo lugar, muchos de ellos tienen elementos de una narrativa no lineal, especialmente en el folclore ruso. Me encantan sus ‘historias dentro de las historias’”, explica.

“En tercer lugar, los cuentos de hadas están llenos del poder de la imaginación, algo que la literatura infantil actual ha perdido por completo, creo”.

En Londres, Zhuravliov fue captado por la agencia creativa Big Active, lo que le dio acceso a nuevas oportunidades comerciales y despertó un interés internacional por sus obras. Su portafolio incluye, por ejemplo, trabajos gráficos para las editoriales de cómic norteamericanas Fantagraphics y Dark Horse, portadas de álbumes para Duran Duran y Beck, así como ilustraciones para The Scotsman,Creative Review, Little White Lies,National Geographic, The Fader,Grafik y The New York Times. Ha ganado varios prestigiosos premios, incluyendo el “Oscar” de la industria de la publicidad y el diseño, un premio D&AD Yellow Pencil.

En 2009, la editorial alemana Die Gestalten Verlag publicó un libro de 160 páginas con obras de Zhuravliov llamado Vania. Su precio en Amazon alcanzó los 2.000 dólares.

Pincha aquí para descubrir 5 artistas rusos infravalorados que tienes que conocer.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies