¿Cómo han reaccionado los rusos al incendio de Notre-Dame?

Global Look Press
Muchos rusos sienten una conexión personal con Notre-Dame de Paris (quizás tenga algo que ver con el musical), y quedaron profundamente afectados por la catástrofe. Las redes sociales se llenaron de emociones, como si la catedral fuera parte del corazón de todos los rusos. Mientras tanto, Vladímir Putin ya ha ofrecido ayuda para la restauración.

“A partir de hoy, París para mí ya no existe. Se ha terminado”, escribió Antón.

“Las iglesias y las catedrales se enfrentaron a las guerras humanas y a los períodos más brutales de la historia sólo para... ¿ser destruidas en 2019? No puedo creerlo. Macron simpatiza con los católicos franceses, pero siento una especie de pérdida personal y un profundo pesar por lo que pasó”, escribió el bloguero ruso Nikolái Sóbolev en Instagram.

“Lloro porque mi sueño arde, lo que tanto quería ver nunca lo veré. Llego demasiado tarde,” tuiteó @pssssychopath.

Horror y asombro

Algunos usuarios se quedaron horrorizados y sorprendidos al mismo tiempo ante la visión de la catedral en llamas.

“Hay que admitir que las fotos de Notre-Dame en llamas son alucinantes, sólo míralas. A la humanidad le costó 200 años construirla y al fuego sólo unas pocas horas para destruirla. No le importa la belleza ni el valor... simplemente quema y eso es todo”, oublicó @cho_za_her compartiendo sus emociones.

Una señal desde arriba

Mientras algunos expresaban su pesar, otros veían teorías de conspiración y malos presagios para Francia.

“No estoy de broma. Me doy cuenta de la pérdida que supone para el mundo entero. Pero estoy seguro de que es una señal desde arriba, una advertencia a todos los franceses de que el proverbial Rubicón ha sido cruzado. Se avecinan tiempos interesantes. La cosa va a poner caliente”, escribió Maxim Shevtsov, usuario de Facebook, lamentándose mientras insinuaba cosas por venir.

La periodista Ksenia Sobchak trató de deducir por sí misma la causa del incendio.

“Seguro que encontrarán la verdadera causa de la ‘combustión’ después de un tiempo, pero yo conozco la causa desde hace mucho tiempo. Va más allá de quién tiró el fósforo. Mi querida Francia se ha convertido en un país donde los escaparates de las boutiques se destrozan porque, simplemente, son caras. Sindicatos de mierda, que se sienten muy importantes, hacen huelga todas las semanas, los impuestos son tan altos que la gente a la que le va bien simplemente se marcha, y despedir a cualquiera es ahora casi imposible”, escribió Sobchak en Instagram.

En su opinión, Notre-Dame ardió como símbolo del lujo descarado, algo que ya no se tolera en Francia.

El usuario @AinoSanya argumentó una teoría diferente: el fuego ocurrió porque hemos dejado de apreciar la belleza de las cosas creadas para nosotros por generaciones pasadas.

“Nuestra generación es incapaz de crear algo majestuoso y hermoso. No entendemos el arte y la belleza. Todo lo glorificado fue construido mucho antes de que nosotros existiésemos. Y ahora lo estamos destruyendo todo con nuestras propias manos. Notre-Dame sobrevivió a la revolución, pero no a tiempos de paz”, concluye el bloguero.

No es exactamente la muerte de Europa

El exalcalde de Ekaterimburgo, Evgueni Roizman, confía en que la restauración de la catedral se convierta en una nueva idée nationale para Francia.

“El fuego no marca el fin ni el declive de Europa; es importante recordar que se puede restaurar”, sugirió @antilashden con optimismo.

Pavel Lisitzki en Vk.com se alegró de saber que el videojuego Assassin's Creed Unity servirá para restaurar la catedral.

“Carolyn Miuss, empleada de Ubisoft, pasó dos años mapeando cuidadosamente toda la catedral para crear la copia virtual más detallada, hasta el último ladrillo. En el juego, Notre-Dame es la verdadera catedral al 100%. Los jugadores pueden escalarla y esto puede ayudar mucho a los restauradores. ¿Alguien seguirá pensando que los videojuegos son una pérdida de tiempo?

Natalia Gavrílova cree que la nuestra es “la generación que aprenderá a levantar Notre-Dame de nuevo”.

La respuesta oficial

“La humanidad debería hacer balance de esta trágica lección, que esboza el significado sagrado de la cultura. Notre-Dame de Paris es un símbolo de la civilización europea... Comparte el mismo destino que muchas iglesias rusas”, dijo el director del Hermitage, Mijaíl Piotrovski.

El presidente ruso Vladímir Putin envió un mensaje de condolencia a su homólogo francés, Emmanuel Macron.

“Notre-Dame es un símbolo histórico de Francia, un tesoro incalculable de la cultura europea y mundial, uno de los lugares de culto cristiano más importantes. La tragedia que sufrió París anoche ha herido el corazón del pueblo ruso”, puede leerse en la web del Kremlin, citando palabras originales de Putin.

Putin también se ofreció a enviar “los mejores especialistas de Rusia” a Francia para ayudar en los trabajos de restauración.

Pincha aquí para leer sobre los 5 incendios más devastadores de la historia de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies