Frescos del Salvador de Rostov: fuego y azufre en un entorno brillante

Iglesia del Salvador. Pared oeste con detalle del fresco del Juicio Final: los condenados descendiendo hacia el infierno a lo largo de la serpiente. 1911.

Serguéi Prokudin-Gorski
Una expresión compleja de la riqueza y el poder de la iglesia primitiva.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un complejo proceso para obtener fotografías en color vivas y detalladas. Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue mostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos del corazón de Rusia.

Prokudin-Gorski estaba especialmente interesado en la antigua ciudad de Rostov el Grande (Rostov Veliki), que visitó en 1911. Situada a unos 209 km al noreste de Moscú, Rostov el Grande es una de las primeras ciudades históricamente registradas en Rusia, siendo mencionada por primera vez en 862 en la Primera Crónica Eslava.

Corte del metropolitano, pared este vista desde el suroeste. De izquierda a derecha: Iglesia del Salvador ‘en el vestíbulo’, torre de la esquina suroeste, torre del jardín. 4 de octubre de 1992.

Una expresión del poder de la iglesia       

Su principal conjunto arquitectónico es la majestuosa corte del metropolitano –popularmente llamada kremlin– que se eleva sobre la orilla norte del lago Nero.

Su nombre rinde homenaje a su principal constructor, el obispo metropolitano Jonás de Rostov. Después del patriarca, el metropolitano es el rango eclesiástico más alto de la Iglesia ortodoxa rusa.

Corte del metropolitano, pared este vista desde el sureste. De izquierda a derecha: torre de la esquina suroeste, torre del Jardín, iglesia del Salvador, torre de la esquina sureste. Verano de 1911.

Jonás Sisóievich (circa. 1607-90) era hijo de un sacerdote rural llamado Sisói. Tonsurado en el monasterio de la Resurrección de Úglich, ascendió en la jerarquía monástica y en 1652 fue nombrado metropolitano de Rostov por el recién elegido patriarca Nikon en Moscú.

Durante este período, la iglesia rusa se embarcó en extensos proyectos de construcción que serían la expresión final del poder eclesiástico, antes de la reducción de su riqueza por parte del Estado en el siglo XVIII. Jonás tenía a sus órdenes a 16.000 siervos y a los mejores artesanos de su gran y próspera diócesis. En 20 años –entre 1670 y 1690– los constructores de Jonás erigieron varias iglesias grandes y otros edificios para la Corte y la residencia del metropolitano, así como monumentales muros con torres e iglesias a modo de entrada.

Corte del metropolitano. Vista a la iglesia del Salvador desde el patio noroeste. 21 de agosto de 1988.

Una de las joyas más exquisitas de este entorno es la pequeña iglesia del Icono Milagroso del Salvador en el Vestíbulo, construida en 1675 sobre una bodega para víveres. Sirvió como capilla del metropolitano, con fines devocionales y para la interpretación de la música sagrada.

Al colocar su cámara sobre un prado al sureste de los muros del kremlin, Prokudin-Gorski pudo incluir no sólo la iglesia sino también el muro sur de este, con sus torres decorativas sobre el lago Nero. Mis fotografías incluyen una perspectiva diferente de la pradera, así como una vista desde el interior de la corte metropolitana.

Ejemplo original de arte religioso

Iglesia del Salvador. Interior. De izquierda a derecha: muro sur, muro oeste con el fresco del Juicio Final. Cristo entronizado, con los justos a su derecha y los condenados a su izquierda. 29 de julio de 1997.

El interior de la iglesia del Salvador estaba cubierto con las pinturas murales más ricas de la corte metropolitana. Aunque la lente de Prokudin-Gorski no le permitía una visión amplia, sus fotografías interiores se encuentran entre las mejores, y proporcionan una documentación esencial sobre este espacio tan original.

Las pinturas que cubren el interior fueron pintadas originalmente a finales de la década de 1670, poco después de la finalización de la iglesia. Supervisados por un sacerdote local, los artistas maestros eran de Yaroslavl, el centro más importante del arte eclesiástico del siglo XVII. Se rconocen los nombres de tres de ellos: Dmitri Grigóriev, Fiódor Kárpov, Iván Kárpov.

Iglesia del Salvador. Pared oeste, lado derecho con el fresco del Juicio Final. Arriba a la izquierda: pesado del alma, con los condenados reunidos a la derecha. 29 de julio de 1997.

Como parte de la restauración de finales del siglo XIX de la corte metropolitana, las pinturas murales fueron restauradas en 1893 por cinco maestros del pueblo de Mstiora, conocido por sus iconos y cajas de laca en miniatura. Posteriormente fueron limpiados y restaurados durante un período de casi dos décadas, de 1978 a 1995.

Las dimensiones de la cámara del interior están configuradas en uno de los diseños más distintivos de la arquitectura de las iglesias del siglo XVII. La parte este, que contiene el altar, está enmarcada por una inusual arcada con columnas pintadas de oro que descansan sobre soleás, una plataforma baja que se extiende desde el espacio del altar.

Iglesia del Salvador. Muro oeste, lado izquierdo con el fresco del Juicio Final. Desde la izquierda: los justos a la derecha de Cristo; se procede a pesar las almas. Abajo a la derecha: cabeza de serpiente (con demonios sentados) que lleva al infierno 29 de julio de 1997.

La parte superior de esta arcada está pintada con imágenes sagradas en forma de medallones, que sugieren la pantalla de iconos de una típica iglesia rusa. La arcada misma muestra grandes serafines rojos, y la parte inferior contiene representaciones de patriarcas del Antiguo Testamento.

La propia pared este está cubierta con varias inscripciones o filas de frescos, que sugieren el diseño de una pantalla de iconos. Las imágenes incluyen escenas bíblicas, así como temas teológicos como la Santísima Trinidad.

Iglesia del Salvador. Vista hacia la esquina noroeste desde la galería de las soleás. Izquierda: muro oeste, detalle del juicio final: Satanás, sentado en un infierno de fuego, con Judas en su regazo. 1911.

Los muros norte y sur tienen seis filas de imágenes, de las cuales las tres superiores contienen escenas de la vida y parábolas de Cristo. Las filas inferiores representan la Pasión de Cristo (los eventos que acabaron con su Crucifixión).

La cúpula del centro contiene una representación conocida como “Paternitas”: Padre, Hijo y Espíritu Santo. En el tambor debajo de la parte superior de la cúpula hay seis arcángeles junto con profetas. La transición a las bóvedas del techo muestra a los cuatro evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Iglesia del Salvador. Vista hacia el este, arcada de soleás con medallones al fresco que representan a los Apóstoles y la fila de déesis (‘plegaria’ o ‘súplica’) con Cristo en el centro. 29 de julio de 1997.

El fresco más visible y vívido es el del muro oeste, con la representación del Juicio Final. En el centro superior está Cristo, sentado en la gloria. Debajo están las almas siendo pesadas. Los justos son reunidos a la derecha de Cristo (a la izquierda del espectador), mientras que los condenados están en el lado opuesto. En la parte inferior derecha hay una representación de Satanás en el infierno.

Iglesia del Salvador. Esquina sureste con portal derecho al altar. 1911.

Las cuatro fotografías interiores de Prokudin-Gorski, tomadas bajo las complicadas condiciones de la iluminación natural, incluyen un fragmento del Juicio Final con una serpiente enrollada en el infierno. Utilizando una lente más ancha en 1997, mis fotografías muestran vistas más amplias del Juicio Final, que está en un excelente estado de conservación.

Iglesia del Salvador. Frescos del muro norte, con filas inferiores que representan la Pasión de Cristo y la Crucifixión. 29 de julio de 1997.

Este grado de preservación, debe agradecerse a mercaderes de Rostov que, a finales del siglo XIX, reunieron fondos para mantener el conjunto del kremlin, al que se había dejado deteriorarse a principios del siglo. En 1883, la Cámara Blanca, adyacente a la iglesia del Salvador y construida como sala de banquetes para el metropolitano de Rostov, abrió sus puertas como museo de antigüedades eclesiásticas, que fue el predecesor del célebre Museo del Kremlin de Rostov.           

Iglesia del Salvador. Vista de los frescos de la bóveda del techo, con cuatro evangelistas. Izquierda: muro norte. 29 de julio de 1997.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te gustó este texto, pincha aquí para leer sobre casi sumergido pueblo de Yúrievets.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies