¿Por qué hay pintores trabajando para la Policía rusa? (Imágenes)

Inmortalizan a héroes, visitan zonas de conflicto y recrean a personajes gloriosos de la historia rusa.

Iliás Araslánov, ‘Medalla en Jankalá’, 2007

En 1969, el Ministerio del Interior de Rusia abrió un extraño departamento en la estructura policial: el Estudio de Artistas. A este grupo se le encomendó la tarea de realizar pinturas que plasmaran el trabajo de la Policía y que tuvieran como objetivo educar al personal del ministerio. Hoy en día, algunos de estos artistas de la era soviética siguen trabajando; por ejemplo, Iliás Araslánov.

Yuri Orlov, ‘Punto muerto’, 1993

Además de representar eventos relacionados con el trabajo (la detención de criminales peligrosos, juramentos y ceremonias de jubilación) estos artistas siempre han pintado retratos de personalidades importantes, como generales condecorados y jóvenes héroes.

Viacheslav Zhelvakov, ‘Competencia’, 1990

El estudio ha estado trabajando durante casi 50 años, y hoy en día sus obras son artefactos históricos que se exhiben en oficinas de la Policía y de ministerios, así como en algunos museos. En 2014 se celebró una exposición de estas obras en el Museo de Arte Moderno de Moscú que recibió elogios de la crítica y del público en general.

Antón Shumeiko, ‘Adiós a la bandera’, 2012 (ceremonia de graduación de la academia militar)

El artista honorario de Rusia, Oleg Leónov, comenzó a trabajar en el estudio en 1991, convirtiéndose en su director en 2013. Leónov se graduó en el Instituto de Arte Súrikov de Moscú, estudiando con Iliá Glazunov, uno de los principales artistas y retratistas de la época.

“Documentamos una época”, explica Leónov a Russia Beyond. “A veces la gente llora en nuestras exposiciones: llevan flores a los retratos de los generales o debaten sobre si eran buenas personas”.

Alexander Téslik, ‘Emboscada’, 2005

Estos artistas a menudo hacen giras sobre el terreno, incluso en zonas de conflicto donde se encuentran desplegadas las tropas del Ministerio del Interior de Rusia: Nagorno Karabaj (1990); la República de Chechenia (1999, 2000, 2006, 2008); Osetia del Norte (1993, 1994, 1995 y 2004); y Budiónovsk en 1995. Las obras pintadas reflejan el heroísmo y la tragedia en la batalla.

Oleg Leónov, ‘Entre batallas’, 2004

Una de las pinturas de Leónov, Entre batallas, muestra a un joven que fue reclutado y sirvió durante un año como cocinero. Al final de su servicio podría haber regresado a casa con su familia, pero quería servir a su Patria. Así que se quedó con las tropas del Ministerio del Interior de Rusia y fue enviado a una zona de enfrentamientos, donde murió en combate dos años después. Esta pintura fue creada poco antes de su muerte.

Antón Shumeiko, ‘Decreto por el que se crea la Policía. Proclamación del decreto de Pedro el Grande para nombrar a Antonio de Vieira como jefe general de la Policía de San Petersburgo’

Este año, el Ministerio del Interior de Rusia celebra el 300º aniversario de la creación de la Policía: en 1718, Pedro el Grande firmó un decreto para establecer una. Antes, eran los funcionarios locales y los alcaldes los que hacían todo lo posible para mantener el orden público. En los últimos cinco años, con la ayuda de historiadores, el estudio ha recreado retratos y escenas de los siglos XVIII y XIX prestando una increíble atención a los detalles, incluyendo uniformes y heráldica.

Ahora, las obras de arte creadas por el estudio se pueden ver en museos de toda Rusia y en las paredes de los departamentos ministeriales.

Pincha aquí para descubrir cómo cambió la Policía rusa con el paso del tiempo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies