Así ha cambiado la policía rusa a lo largo de los siglos (Fotos)

Vitali Sozínov/TASS
El pilar de la orden y la ley en Rusia celebra este año tres siglos de historia. En estas imágenes puedes ver cómo se ha transformado a lo largo del tiempo.

La policía rusa se fundó tras un decreto de Pedro el Grande en el siglo XVIII, como otras muchas cosas en el país. Pedro tomó el nombre de “policía” de Europa Occidental. En 1718 se estableció un nuevo puesto: el de General-Politzmeister, director de la policía de San Petersburgo. Se considera que este es el momento en el que se fundó la policía rusa. Se sabe que el primer comisario fue un portugués o un holandés.

Un siglo después, aproximadamente, Alejandro I creó una nueva estructura administrativa y estableció el Ministerio del Interior. El departamento encargado de las cuestiones policiales tenía un nombre elocuente: “De la Tranquilidad y la Decencia”.

La policía rusa volvió a modernizarse en la década de 1860, durante el mandato de Alejandro II. Aunque todavía realizaba numerosas funciones. La policía no solo se dedicaba a combatir el crimen sino también a cuestiones como el exceso de alcohol y la limpieza.

A pesar de tener muchas responsabilidades contaba con pocos oficiales. A principios del siglo XX una gubernia (región del Imperio) contaba con 200-300 oficiales. Para poder compensar estos bajos números, se obligó a los limpiadores de las calles a ayudar a la policía.

Tras la abdicación de Nicolás II en febrero de 1917, los revolucionarios quemaron algunas comisarías de policía y mataron a numerosos agentes. El Gobierno Provisional, que reemplazó a la administración zarista, desmanteló la vieja fuerza policía y creó una “milicia civil”.

El Gobierno Provisional introdujo una serie de cambios democráticos. Los directores eran elegidos, por ejemplo. La milítsiya estaba gestionada por las autoridades locales.

Cuando los bolcheviques tomaron el poder en octubre de 1917 hubo un gran aumento del crimen y una falta de empleados profesionales, ya que muchos habían sido despedidos. Los bolcheviques tuvieron que crear la milítsiya, prácticamente, desde la nada.

Hasta 1923 los oficiales de la milítsiya no tenían uniformes, pero a mediados de la década siguiente, entró en vigor un sistema de rangos.

Las mujeres comenzaron a unirse a la milítsiya en 1919 y desde entonces muchas han servido en el cuerpo.

En los años 60 se renovó considerablemente la milítsiya: hubo un aumento de los salarios y el sistema educativo del Ministerio del Interior mejoró.

La reforma afectó positivamente a la imagen de los oficiales.

A finales de los años 80, durante la Perestroika, asignaron nuevas tareas a la milítsiya: el control de las protestas callejeras y de las manifestaciones. Los militsioneros recibieron escudos y comenzaron a utilizar mangueras de goma.

Durante la década de 1990, la milítsiya se enfrentó a un aumento del crimen y a un éxodo de los trabajadores profesionales.

En 2011, bajo la presidencia de Dmitri Medvédev, la milítsiya volvió a llamarse “policía”. Se produjo un recorte cercano al 20% en el número de oficiales y se aumentó el salario de quienes se quedaron.

Las responsabilidades de la policía se limitaron a funciones de lucha contra el crimen y de mantenimiento del orden público.

¿Has sido detenido por la policía en Rusia? Esto es lo que debes hacer. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies