Dejarás de hincar el codo después de ver estos carteles rusos y soviéticos antialcohol (Imágenes)

Dominio público
Podría decirse que el vicio favorito en Rusia es beber a la antigua. El gobierno zarista y el soviético fomentaron el consumo de alcohol para poder beneficiarse de los impuestos. Poco a poco el estado comprendió que la bebida llevaba a la disminución de la población, y comenzó a luchar contra este vicio, lo que acabó dando lugar a la creación de estos carteles maravillosamente irónicos y contundentes que apoyaban la vida sobria.

La primera campaña contra el alcohol fue lanzada en Rusia por los campesinos, en 1858. Estos se rebelaron en las 32 regiones del país, destruyendo innumerables tabernas en protesta contra la política de alcoholización del gobierno. Los campesinos estaban en contra de la apertura de más posadas y bares, que no paraban de abrir en las aldeas. El gobierno creó estos abrevaderos para recaudar más impuestos y surtir de fondos el presupuesto del país después de la devastadora guerra de Crimea, pero los campesinos observaron que la bebida les empobrecía y los volvía perezosos. Así que las revueltas no fueron contra los impuestos, sino contra el hecho mismo de vender alcohol. Sólo el Ejército pudo sofocar la violencia.

Comparativa de la vida de un hombre sobrio con la vida de un borracho.

Durante la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a aparecer los primeros grupos de sobriedad, organizados por la intelliguentsia y los médicos. Se publicaron revistas antialcohol y se impusieron algunas limitaciones a la venta de esta sustancia. A principios del siglo XX, también aparecieron campañas para prevenir que los niños en edad escolar bebieran, demostrando que existía un problema de alcoholismo entre los jóvenes.

De “La serie de los borrachos” - Un restaurante móvil (Vendiendo en la calle)

El problema fue considerado tan grave que el mismísimo Gran Duque Constantino Constantínovich, miembro de la familia imperial rusa, se convirtió en el presidente de la Unión de abstemios de Rusia. A partir de agosto de 1914 Nicolás II prohibió la producción y venta de alcohol.

De “La serie de los borrachos” - Un restaurante móvil (Vendiendo en la calle)

En 1917 el gobierno soviético prohibió la producción de vodka, vino y cerveza, pero a partir de principios de la década de 1920, dicha prohibición se levantó gradualmente.

“¿Cómo deshacerse de una nariz roja? ¡Bebe más, hasta que se ponga azul!”
“Amigotes”

Hubo tres grandes campañas contra el alcohol en la URSS en 1958, 1972 y la más recordada, la campaña de Gorbachov de 1985-1990. Su alcance no tuvo precedentes: Se redujo la venta de alcohol (el vodka sólo podía comprarse realmente a cambio de cupones de alcohol), se redujo la producción y la milicia inspeccionó parques y calles, multando y deteniendo a los consumidores sorprendidos en el acto.

“Ni una sola gota”
“Y dicen que somos nosotros los cerdos...”
“¡Alto! Última advertencia”
“¡Papá, no bebas!”
“¡Expulsemos a los borrachos de la comunidad de trabajadores!” (En el garabato en la tubería se puede leer ‘defecto’)
“NO”
“Uno es inteligente, otro es tonto, el primero lee un libro, y el segundo va al pub”
“Me emborraché, me metí en una pelea, destrocé un árbol, ¡es una vergüenza mirar a la gente a los ojos!¡Qué vergüenza!”
“Lo que uno puede comprar para sus hijos por el precio de 1 litro de vodka”
“¡Despierta!”
“Lo canjeó” (la inscripción en el envoltorio dice: “Decisión del tribunal popular sobre la privación del derecho a la maternidad”)
El cartel a la espalda del hombre dice: “No cumpliste con las normas de trabajo, ¡le has fallado al equipo! ¡Deja las borracheras!”. La inscripción de abajo dice: “Borracho hoy, borracho mañana, el plan de trabajo se ve interrumpido”.
“Mi madre no me quiere a mí”
“¡Venceremos!”, dice la inscripción. La serpiente está etiquetada con la palabra ‘borrachera’.
“¡Padre borracho es la desgracia de la familia! El poema corto a la derecha dice: “Se destruye a sí mismo, su trabajo, a su familia. Ahogó su ingenio y su honor en la bebida”.

Otro vicio que azota a Rusia es el tabaquismo. Pincha aquí para ver los carteles soviéticos que animaban a la gente a fumar.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies