Las 10 estaciones de tren más espectaculares de Rusia

Algunas de ellas son tan bellas que no querrán viajar y dejarlas atrás. Russia Beyond te muestra las estaciones más bellas del país.

La estación de tren Vítebski de San Petersburgo es la más antigua del país, abrió sus puertas en 1837, cuando el primer tren partió desde la entonces capital hasta Tsárskoie Seló (ahora Pushkin), lugar de residencia de los zares.

Escalera principal con un busto del emperador Nicolás I.

El edificio esplendido de hoy fue construido mucho más tarde, en 1904. Esta obra maestra de la arquitectura modernista ha servido como telón de fondo para un gran número de películas soviéticas y rusas.

Como cuna de los ferrocarriles rusos, San Petersburgo sigue siendo uno de los centros más innovadores de la industria. La última estación en abrir sus puertas fue la de Ládozhski en 2003.

Estación Kíevski.

Moscú es el mayor nodo de transporte del país y muchas de las estaciones carecen de interés turístico. Sin embargo, hay 11 antiguas estaciones que son verdaderas joyas arquitectónicas.

La estación Kíevski fue construida en 1912 para conmemorar el 100 aniversario de la batalla de Borodinó, que tuvo lugar contra Napoleón. Destaca el enorme arco de acero y vidrio que cubre el andén.

La estación Yaroslavski es otra de las destacadas de la capital. Parece que la decoración en estilo neorruso está sacada de un cuento. Es la más concurrida de la ciudad y es el punto de partida del Transiberiano, el ferrocarril más largo del mundo.

En Vladivostok, al final de la ruta del Transiberiano, el agotado viajero encontrará un edificio muy similar al del punto de partida en Moscú. A principios del siglo XX la estación de tren Vladivostok fue diseñada precisamente así para subrayar la unidad del país.

El viaje por Siberia ofrece a los pasajeros la oportunidad de admirar la variedad arquitectónica de las estaciones. La estación de Novosibirsk de estilo neoclásico, reconstruida durante el gobierno de Stalin, es verdaderamente sublime...

... mientras que la estación de Krasnoyarsk de estilo barroco tiene el aspecto más aireado.

Merece la pena echar un vistazo a la estación de tren de Lípetsk, en la Rusia central, un peculiar ejemplo de futurismo soviético.

En un estilo más moderno, la estación de Samara, en el sur junto al Volga, es la más alta de Europa construida en vidrio y acero.

En un estilo más moderno, la estación de Samara, en el sur junto al Volga, es la más alta de Europa construida en vidrio y acero.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.