10 diseños industriales soviéticos de posguerra que predijeron el siglo XXI

Los ingenieros soviéticos crearon muchos diseños innovadores y futuristas. Desafortunadamente, sin embargo, solo algunos fueron producidos en masa

En 1962, la Unión Soviética tomó la decisión fundamental de mejorar las vidas de su pueblo y emitió un decreto "sobre la mejora de la calidad de los bienes en los campos de la ingeniería mecánica y la industria ligera mediante la implementación de métodos de diseño".

Esta sería la traducción correcta, pero probablemente no queda muy claro lo que significa, ¿verdad? ¡Significó el nacimiento del diseño industrial soviético de la posguerra!

Esta convocatoria de diseño moderno no fue llevada a cabo por artistas ni diseñadores, sino por institutos de investigación científica e ingenieros. Estos son algunos de los ejemplos más notables de proyectos de diseño e ingeniería que se convirtieron en parte de la vida soviética. Otros, sin embargo, nunca salieron de la mesa de dibujo.

Se parece a un Mac, ¿no? Es la estación de computadora soviética, Sphinx, diseñada en 1986. "La Sphinx tenía discos cuadrados futuristas (disquetes), un control remoto y pequeños monitores que podían separarse", cuenta la directora del Museo del Diseño de Moscú, Alexandra Sankova. "Cosas que tenemos hoy, como el touch pad y los teléfonos móviles, fue imaginado ya en aquel entonces".

No, no es un transbordador espacial de alguna película soviética. Este es un milagro de la ingeniería soviética, el camión de industrial, BelAZ-540 (de la Planta de automóviles de Bielorrusia), diseñado por Valentín Kobilinski en 1965. Este proyecto fue reconocido como demasiado innovador y el camión se veía diferente a cualquier cosa antes vista. ¡Una belleza!

Las momias de Egipto quizás se estén dando cabezazos de rabia en sus sarcófagos por la envidia al ver este Taxi con Vistas (1964). ¡Y entendemos por qué! Al igual que el proyecto mencionado anteriormente, este salió del Instituto de Investigación de Estética Técnica (VNIITE) de la Unión Europea, pero nunca fue producido en masa porque el país no tenía la capacidad industrial para realizarlo.

El estado era el fabricante de todo, incluso de los platos. "Teníamos una economía planificada, regulada por el estado", nos dice Sankova. "Había solo tres tipos de automóviles, tres tipos de cartones de leche y seis tipos de teléfonos". Esta es una ilustración de la revista Nuevos Bienes, publicada en 1962; era una forma rudimentaria de publicidad soviética.

La moda era la última en la lista de preocupaciones de las trabajadoras soviéticas. El estado decidió ayudarlas y comenzó a fabricar ropa nueva. Muchas mujeres tenían los mismos vestidos, abrigos y zapatos, que sin embargo eran difíciles de comprar debido a los altos precios y la escasez.

¿Qué canciones soviéticas conoces? ¿Has oído hablar de Edita Pieja? ¿O tal vez te gustaría escuchar uno de los discursos de Brézhnev en su tiempo libre? ¡Disfrútalo con una grabadora Saigak! Esta es una versión portátil de 1987.

El estado soviético prestó mucha atención a los juguetes de los niños. Además de la famosa muñeca roja nevaliashka y todo tipo de artículos de goma, ¡hubo autos de juguete producidos en una fábrica de automóviles de las de verdad! Esta foto fue tomada en 1970 en el taller infantil de pedales de AZLK de Moscú (fabricante del Moskvich).

La República Soviética de Kazajstán fue pionera en las industrias ligeras del país. Aquí hay una foto de 1971 tomada en una fábrica de juguetes para niños. Esta muñeca se podía encontrar literalmente en cada familia que tuviese niñas pequeñas. Hace años, esta muñeca, sin brazos ni piernas en un montón de basura, era un símbolo de una infancia pasada.

Algunos artículos soviéticos eran reconocibles en todo el mundo, como la mascota de los Juegos de Verano de Moscú de 1980. Las personas que tengan en sus memorias aquel año todavía pueden recordar el himno: "Adiós, nuestro suave Misha".

Además, este caballo de balancín fue enormemente popular en Rusia.

¡Muebles! Ese es uno de los símbolos más prevalentes de la era soviética que todavía se puede encontrar hoy en muchos apartamentos. Los jóvenes lo llaman "muebles de bábushka" porque a menudo, cuando visitas a un amigo, te encuentras en su piso exactamente el mismo juego de cocina o de pared que tenían tus padres en la época de la Unión Soviética. En la actualidad, a los anticuarios (y a los hipsters) les gusta coleccionar muebles de la era soviética, restaurarlos y convertirlos en elegantes artículos de interior.

Una exhibición de diseño industrial soviético puede ser visitada en el Centro de Moda y Diseño de Moscú del Museo de Arte Decorativo de Rusia hasta el 12 de enero de 2018.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más