Tarta de queso quark de sandía: Postre ruso ideal para el verano que no necesitas hornear (Receta)

Yulia Mulino
¿Pueden las espinacas y el queso quark combinarse realmente para hacer un delicioso pastel? Pregúntale a los rusos.

El queso quark es uno de los favoritos en Rusia. No hace falta decir lo saludable que es por su aportación de calcio. Hay varias recetas clásicas con quark que son populares entre los niños rusos: los sirniki, pasteles de queso fritos; los vareniki, una especie de dim sum; los sirki; y las barritas dulces de quark con glaseado de chocolate. Sin embargo, a veces apetece probar algo nuevo, como la tarta de sandía sin hornear.

Este pastel de sandía es fantástico por varias razones. En primer lugar, contiene un relleno de quark dulce y cremoso. El segundo ingrediente secreto y saludable son las espinacas, que dan un color verde natural a la corteza de la sandía; sin olvidar la gelatina de fruta con gotas de chocolate en el centro. Por último, este pastel es una belleza, y parece una verdadera rebanada de sandía.

Ahora, contemos algo sobre los ingredientes. Al pensar en esta receta, decidí utilizar quark líquido cremoso, que es más común en los supermercados locales y es perfecto para esta tarta. Cuanto más graso sea el quark, mejor, ya que el resultado será más sabroso y el calcio se absorbe más fácilmente de los productos lácteos grasos. En cuanto a las galletas, he elegido galletas de mantequilla tiernas. Son dulces, por lo que no se necesita más azúcar para la corteza. Por supuesto, puedes utilizar galletas secas bajas en grasa.

Para dar más frescura y sabor, añadí ralladura de lima a la corteza de galletas y espinacas y fresas al núcleo de sandía.

Necesitarás algunos utensilios extra, como un aro culinario y una manga pastelera, así como un poco de paciencia para hacer este postre. ¡Pero seguro que serás recompensado con los cumplidos de tu familia!

Ingredientes:

Corteza:

  • Galletas blancas - 150 g
  • Espinacas - 40 g
  • Mantequilla - 15-20 g
  • Ralladura de lima

Parte cremosa:

  • Quark cremoso - 200 g
  • Azúcar en polvo - 60 g
  • Pasta de vainilla - 5 g
  • Agua - 25 ml
  • Gelatina - 5 g

Núcleo de sandía

  • Sandía - 150 g
  • Fresas - 100 g
  • Gelatina - 10 g
  • Azúcar en polvo - 60 g

Preparación:

Remojar 5 g de gelatina en agua.

Poner las galletas, las espinacas, la mantequilla y la ralladura de lima en un vaso de batidora y convertir todo a una masa homogénea.

Coger un molde de 16 cm, proteger el fondo con un film de plástico. Extender la masa de galletas por las paredes. Poner el molde en la nevera mientras se hace el relleno.

Mezclar la crema de quark con el azúcar en polvo y la pasta de vainilla.

Calienta un bol con la gelatina utilizando un bol grande con agua caliente. Remueve el conjunto hasta que la gelatina se disuelva. Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente, pues de lo contrario la gelatina podría perder su calidad.

Mezclar la masa de gelatina con el quark. Prepara la manga pastelera y vierte el quark.

Cubrir un aro culinario con film y colocarlo en el centro del molde.

Vierte el quark en el molde. Coloca el molde con cuidado en la nevera.

Mezcla trozos de sandía y fresas, añade un poco de azúcar. Pon la gelatina en una parte de la mezcla de sandía y mantenla durante 10 minutos hasta que esté blanda.

Comprueba la forma con el relleno de quark. Debe estabilizarse. Retira el anillo con cuidado. Usa un cuchillo si no se despega.

Vuelve a calentar la gelatina con el cuenco de agua caliente y añádela al resto de la mezcla de sandía.

Vierte el zumo de frutas en la parte central de la tarta.

Espera un poco para que el centro se estabilice, y decora el núcleo de la “sandía” con gotas de chocolate. Deja que el pastel se asiente en la nevera.

Después de una hora ve a impresionar a tu familia. Quedarán encantados.

¡Disfruta!

LEE MÁS: 5 fantásticos postres de Rusia hechos con fresas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies