5 sencillas y sexis recetas rusas para una noche romántica

Getty Images
Cómo deslumbrar a tu otra mitad con tus habilidades culinarias (aunque no tengas ninguna).

1. Ensalada de remolacha con queso y piña

Para un comienzo brillante y jugoso de la cena, prueba una sabrosa ensalada con remolacha, trozos de piña dulce y un delicado queso cuajado.

Preparación: Pela una remolacha grande o dos pequeñas hervidas y córtalas en dados. Cortar los círculos de piña (3 unidades) en gajos. Cortar el requesón (50 g) en dados. Poner las remolachas, la piña y el queso en una ensaladera, salpimentar y aliñar con aceite de oliva y zumo de limón. Se pueden espolvorear nueces por encima.

2. Juliana de champiñones en un bollo

En Rusia, la juliana se asocia a una ida al teatro o, al menos, a un restaurante, donde suele servirse en una cazuela. Nosotros proponemos cocinarla en un bollo. Esto aumenta su atractivo, pero no el tiempo de cocción.

Preparación: Toma los champiñones (200 g) y las cebollas (1 unidad). Lávalos, pélalos y córtalos en dados, y fríelos en aceite vegetal hasta que estén medio cocidos. Añadir al filete de pollo previamente hervido y finamente picado (el pollo a la parrilla también sirve). Mezclar todo, añadir sal y pimienta. Añadir la crema agria (2 cucharadas) y freír hasta que esté tierna (se puede utilizar crema con 33% de grasa en su lugar). Cortar la parte superior de los bollos, hacer un hueco, rellenar con la mezcla de setas y espolvorear generosamente con queso rallado. Cocer en el horno precalentado durante 10 minutos a 180°C.

3. Huevos con caviar rojo

Este sencillo aperitivo es la combinación perfecta de proteínas y el afrodisíaco caviar rojo. ¡Añade una cucharada de pasión a tu relación!

Preparación: Cuece 4 huevos hasta que estén duros, enfríalos en agua fría. Pelar suavemente, cortar en mitades y separar la yema. Aplastar todas las yemas con un tenedor y mezclarlas con la mayonesa (1 cucharada). Salar y mezclar bien. Rellenar las mitades de los huevos con la masa y poner una cucharadita de caviar rojo encima. Servir sobre hojas de lechuga.

4. ‘Zapekanka’ con brócoli y coliflor

La zapekanka puede hacerse con casi cualquier cosa; lo principal es espolvorear queso por encima para conseguir una corteza dorada. Los rusos prefieren la zapekanka con patatas y carne picada, pero para una comida romántica, sugerimos sustituir las patatas por verduras para hacerla más ligera.

Preparación: Hervir el brócoli (150 g) y la coliflor (150 g) en agua ligeramente salada durante 5 minutos. Picar finamente las cebollas (1 ud.), rallar las zanahorias (1 ud.) y freírlas hasta que estén tiernas. Separar el brócoli y la coliflor en trozos del mismo tamaño y ponerlos en una fuente de horno engrasada con aceite vegetal. Tomar la carne picada (300 g). Salpimentar, amasar, hacer bolas y colocarlas sobre el brócoli. Cubrir con las cebollas y las zanahorias fritas. Batir los huevos (3 piezas) con smetana (150 g) y harina (2 cucharadas), añadir sal y queso rallado (100 g), y verter sobre la zapekanka. Espolvorear el queso rallado (50 g) por encima. Hornear durante 45 minutos a 180°C.

5. Melocotones al horno con nueces

La manzana al horno con miel y nueces es un postre ruso muy normal. Para una cita romántica, sugerimos una versión más sofisticada: melocotones al horno.

Preparación: Cortar dos melocotones por la mitad y quitarles el hueso. Pica las galletas (50 g) y mezcla con la mantequilla (30 g) a temperatura ambiente y remueve. Coloca los melocotones con el corte hacia arriba en una fuente de horno y espolvorea ligeramente con azúcar. Coloca el relleno sobre los melocotones y espolvorea con frutos secos (por ejemplo, piñones) y un poco de azúcar por encima. Cocer en el horno precalentado a 220-230°C durante 5-7 minutos. Servir caliente.

LEE MÁS: 6 recetas de mujeres rusas para hacer en tu casa champú comestible

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies