Torta rusa con vino y dulce de leche (Receta)

Olga Brovkina
En la época soviética cada ciudad tenía sus propios artículos para fascinar a los visitantes. Hoy te hablaremos de la elegante torta de Ufá, de la república de Bashkiria, famosa no solo por sus lagos y montañas, sino también por su cocina local.

La ciudad rusa de Ufá -capital de la república de Bashkiria (Bashkortostán), situada a unos 1.300 km al sureste de Moscú- da su nombre al delicioso pastel de Ufá. Una peculiaridad de este pastel es que cuenta con dos capas diferentes de masa, una sobre otra. Sin embargo, eso no debe hacerte pensar que el proceso de elaboración es tedioso y complicado. Todo lo contrario, tan solo tardarás 10 minutos en mezclar los ingredientes y una hora en hornearlo. Y no tienes que esperar junto al horno todo ese tiempo. 

La masa de mantequilla para este pastel se prepara según una sencilla receta clásica, pero al final se divide en dos partes iguales y se mezcla con ingredientes adicionales, como cacao en polvo para la parte inferior, y vino y nueces para la parte superior. El resultado es que la capa inferior del pastel adquiere un distintivo sabor a chocolate, mientras que la superior sigue siendo blanca, con un aroma a vino apenas perceptible y un sutil olor a vainilla que recorre la cocina. Además, los frutos secos son el acompañamiento perfecto para este pastel con un aroma de pastelería fresca.

Ingredientes:

  • 200 g de harina
  • 2 huevos grandes
  • 120 g de azúcar
  • 135 g de mantequilla ablandada
  • 50 g de leche condensada
  • 10 g de azúcar vainillado (o sirope)
  • Media cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de coco en polvo
  • 60 g de frutos secos
  • 2 cucharaditas de vino blanco

Elaboración:

Como la masa no lleva mucho tiempo de preparación, enciende el horno a 160ºC.

Ten todos los ingredientes medidos y listos para usar. Coloca la mantequilla ablandada y los dos tipos de azúcar en un recipiente hondo. Mezclar bien la mantequilla y el azúcar con una batidora o durante 2-3 minutos para que el azúcar se disuelva completamente en la mantequilla.

Añade los huevos a la masa. Es aconsejable que añadas un huevo cada vez; si añades los dos a la vez, te llevará más tiempo y esfuerzo mezclarlos bien en la masa. A continuación, añade la leche condensada y vuelve a mezclar.

Añadir la harina y la levadura en polvo por partes, mezclando constantemente hasta que la harina se distribuya uniformemente.

Moler los frutos secos, pero no en migajas, sino en trozos pequeños. Puede utilizar cualquier fruto seco. Prefiero los cacahuetes, ya que tienen un aspecto bonito y un sabor muy agradable.

Dividir la masa en dos partes iguales. En la primera parte se añade el cacao en polvo, y en la otra, el vino y los frutos secos, dejando aproximadamente una cucharada para decorar después el pastel. Mezclar los rellenos de ambas partes con una espátula o una cuchara.

Toma la clásica fuente de horno rectangular y úntala con aceite vegetal usando un pincel; luego espolvorea un poco de harina en la superficie. Entonces pon la primera capa de chocolate en la fuente de horno.

A continuación, coloca la parte blanca de la masa con nueces encima; luego nivela la superficie y espolvorea el resto de las nueces.

Hornea el pastel Ufá en el horno calentado a 160ºC durante aproximadamente una hora y 10 minutos. Puedes utilizar un simple palillo para asegurarte de que el pastel está listo. Introdúcelo en el centro del pastel; debe salir limpio, sin restos de masa.

¡Disfrútalo! 

LEE MÁS: Manjar blanco a la rusa: receta de una deliciosa variante del dulce de leche

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies