‘Nardek’: la receta para comer sandía cuando quieras

Vasilisa Malinka
Pruebe esta original receta del sur de Rusia para dar un nuevo sabor a tus postres.

Originalmente, el nardek estaba considerado uno de los numerosos inventos de la cocina de Oriente Medio, mientras que en Rusia se conoce desde la época de la emperatriz Isabel (siglo XVIII). Más tarde fue adoptado por los cosacos como una manera de preservar la cosecha de melón hasta la llegada de la nueva temporada.

Antiguamente se preparaba vaciando la sandía con cucharas y presionando la pulpa a través de un tamiz. El líquido resultante se vertía en ollas de hierro fundido y se cocinaba al aire libre hasta que alcanzaba una consistencia de jarabe, cuando el zumo de sandía se reducía de 9 a 10 veces. El espesor del producto final dependía de la duración de la ebullición. Una buena debe ser como la crema más espesa. 

La receta moderna prácticamente no difiere de la antigua, excepto que hoy en día se puede utilizar una licuadora en lugar de presionar manualmente el jugo de la pulpa de la sandía.

Como ya habrás adivinado, el nardek no contiene miel ni azúcar. Es un zumo de sandía puramente reducido que tiene la consistencia de la miel, de ahí el nombre de “miel de sandía”. La palabra nardek es de origen turco: nardak significa jarabe hecho de zumo de granada. Así que, estos dos productos son como parientes.

El nardek se utiliza principalmente como postre, edulcorante o para untar. Los cosacos lo vierten sobre crepes, panqueques y mojan en él sus panes y rosquillas tradicionales. Además, este jarabe espeso se puede utilizar como relleno para tartas, pasteles y galletas. Aunque es dulce, solo contiene un 60% de azúcar.

Ingredientes:

3-4 sandías maduras medianas

Preparación:

1. Lava las sandías y córtalas por la mitad.

2. Puedes usar una batidora de mano y meterla dentro de la sandía mezclando la pulpa, o puedes sacar toda la pulpa y ponerla en la licuadora de mesa y licuarla.

3. Una vez que tengas el jugo, toma la olla más grande que tengas en casa y cuela el jugo de sandía a través de un colador fino.

4. Poner a hervir. Mantener el líquido hirviendo a fuego lento, mientras quitar la espuma de la parte superior de vez en cuando.

5. Cuando el jugo se reduzca aproximadamente a 2/3 del original, retíralo del fuego y utiliza un filtro de café para filtrar el líquido. Este paso ayuda al nardek a tener un hermoso color claro y consistente.

6. Vierte el líquido colado en una olla más pequeña y continúa reduciendo hasta que se convierta en un jarabe espeso. Guarda en un frasco en un lugar fresco. ¡Disfrute!

¿Por qué se vuelven locos los rusos con las sandías?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies