‘Bouchée’: cómo hacer dulces soviéticos con un toque francés

Victoria Drey
Solo se necesitan cinco ingredientes básicos para cocinar este legendario postre, que es popular desde hace medio siglo.

Al oír la palabra bouchée, a los nacidos en la URSS inmediatamente les viene a la mente un pequeño pastel con una generosa capa de crema entre dos galletas redondas y ligeras cubiertas con chocolate derretido.

Se cree que el bouchée se inventó en Francia en el siglo XVIII, y que la receta fue ligeramente modificada y mejorada por los confiteros soviéticos, a quienes, en general, les gustaba usar recetas de la cocina tradicional francesa. A pesar del nombre francés y de su origen, algunos creen que podría ser una creación de chefs soviéticos porque los ingredientes utilizados en la receta original son muy comunes en la confitería soviética: bizcocho, glaseado de cacao y crema de mantequilla, mucha crema de mantequilla.

Mi abuela recuerda que estos pasteles se vendían en casi todas las confiterías y costaban 22 kopeks, lo que era bastante caro en los años 60 y 70. En esa época también era una delicia habitual en el bufé de los teatros. La gente a menudo tomaba alguno en el intermedio. Hoy en día, los bouchée se venden en muchos lugares de Rusia. Sin embargo, los golosos creen que los actuales no se pueden comparar con los de la época soviética. Por eso recomiendo encarecidamente hacer el bouchée en casa: la receta es fácil y el sabor, excepcional. Este dulce es conocido por su galleta ligera, así que no uses mantequilla a la hora de hacer la masa.

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes
  • 60 g de azúcar
  • 70 g de harina
  • 400 ml de crema espesa
  • 50 g de chocolate negro

Preparación:

1. Separa las yemas y claras. Coloca las claras en un recipiente grande, asegúrate de limpiarlo con zumo de limón o vinagre para eliminar cualquier grasa. Empieza batiendo las claras con una pizca de sal a baja velocidad. Cuando notes que está lo suficientemente espumoso, añade 20 g de azúcar y continúa batiendo. Debes obtener merengue: una mezcla suave y brillante con picos rígidos y sin granos de azúcar visibles.

2. Deja el merengue a un lado y bate las yemas en otro recipiente limpio, con los 40 g restantes de azúcar. Lleva su tiempo: generalmente toma de cuatro a seis minutos batir la yema hasta que duplica su tamaño y se vuelve de color amarillo pálido, casi blanco. Cuando hayas terminado con las yemas, es hora de combinarlas con las claras.

3. Vierte el merengue en las yemas batidas y mezcla cuidadosamente con una espátula. Mezclar suavemente, de lo contrario la masa podría desplomarse y perder consistencia. A continuación, tamiza la harina y mezcla de nuevo con la masa con una espátula hasta que quede suave.

4. Poner la masa en una manga de repostería con una boquilla redonda y exprimir las galletas redondas de tamaño mediano en una bandeja para hornear, cubierta con un trozo de papel de horno. Hornear las galletas a 180°C durante 20-25 minutos.

5. Deben aumentar ligeramente de tamaño y adquirir un color marrón dorado en la parte superior. Deja que se enfríen completamente y luego cubre la mitad de las galletas con ganache de chocolate negro.

6. Mezcla el chocolate negro con un par de cucharadas de leche caliente para lograr una mezcla de chocolate que tenga una textura sedosa y suave.

7. Sumerge cuidadosamente la parte superior de la galleta en el ganache y deja que se endurezca. También puedes decorar las tapas con chocolate blanco o azúcar.

8. En cuanto al relleno, prefiero el bouchée con nata montada en lugar de la versión tradicional soviética, con mantequilla. De esta manera el postre es más ligero. Bate la nata espesa hasta que haya picos suaves. Coloca en la manga pastelera y exprime la nata montada sobre las galletas sin ganache de chocolate.

9. Todo lo que tienes que hacer es poner galletas de chocolate en la parte de arriba. Ya están listas estas delicias. Déjalas en la nevera de dos a cuatro horas para que se ablanden y se impregnen de crema. Disfrútalas con una taza de café.

Priyátnogo appetita!

Estos son los ocho dulces más deliciosos de Rusia. ¡Los tienes que probar!

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies