Bigus: el plato polaco que formaba parte del menú del ejército soviético

Legion Media
¿Alguna vez has congelado chucrut con salchichas? ¡Las amas de casa soviéticas lo han hecho!

El bigus es un plato hecho de repollo fresco o chucrut que se guisa con jamón, cerdo o setas. La historia culinaria afirma que el plato se originó en Lituania, aunque se hizo más popular entre las amas de casa soviéticas en Polonia.

En el siglo XIV la gente valoraba mucho los productos de fácil conservación. Y el bigus no sólo podía conservarse durante varios días, sino que con el tiempo se fue sofisticando y adquiriendo un sabor más rico y aromático. Se convirtió en el plato típico de los cazadores polacos, entre ellos el rey Vladislao II Jagellón, que lo saboreaba cuando dejaba la caza para descansar un rato. De acuerdo con la tradición, se añadía carne hervida al bigus, pero con el tiempo se mezclaron nuevos productos cárnicos en el plato.

La cocina soviética siempre procuró que la preparación de un plato fuera lo más sencilla posible. Por lo tanto, el bigus polaco se adaptó a la realidad del siglo XX: en lugar de la mezcla de repollo fresco y chucrut, la gente empezó a usar sólo repollo fresco y la carne hervida fue reemplazada por salchichas hervidas. El bigus se volvió tan simple y barato que incluso el ejército comenzó a cocinarlo.

A las amas de casa les gustaba particularmente el hecho de que el bigus pudiera prepararse y almacenarse: una parte se comía inmediatamente y otra se congelaba, y cuando se descongelaba, el bigus no perdía su sabor en absoluto.

Bigus con salchichas

Ingredientes:

  • 1 cabeza de repollo 
  • 1 zanahoria
  • 2 piezas de cebolla
  • 5 piezas de salchichas (pero cuanto más salchichas, más sabroso quedará el plato)
  • sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Picar la cebolla finamente, rallar la zanahoria y freírla en una sartén a fuego medio.
  2. Desmenuzar la col, mezclar con la cebolla y la zanahoria, añadir medio vaso de agua y guisar hasta obtener un color dorado.
  3. Hervir las salchichas, cortarlas en círculos, añadirlas a la col estofada y mezclar.
  4. Añadir sal y la pimienta

¿Tienes curiosidad por conocer más sobre la cocina rusa? Si la respuesta es afirmativa, pincha aquí

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies