Cómo cocinar una cebra al estilo ruso

Legion Media
Activistas de los derechos de los animales, ¡tranquilos! Esto no es lo que parece. Si te encanta la cocina soviética y ya has probado tu suerte con los pasteles de Charlotka y los de Praga, es hora de subir un nuevo escalón.

En las depauperadas décadas de los 70 y 80 del pasado siglo, las tiendas soviéticas no tenían una gran variedad de alimentos para usar en la preparación de postres. Por lo general, los ingredientes más comunes en la pastelería casera eran los mismos para todos: mantequilla, harina, azúcar y huevos, a los que se podía agregar leche o crema agria. Esto significaba que, frecuentemente las amas de casa no trataban de sorprender a los invitados con un nuevo tipo de sabrosa tarta, sino más bien con su apariencia. En cuanto a la creatividad, el cielo era el límite.

El “pastel Cebra”, hecho con chocolate y con galletas blancas de las de toda la vida, llamaba la atención y se parecía a la piel del animal exótico que le daba nombre. Los invitados a los que se les servía, especialmente los niños, tenían la garantía de quedar encantados.

Hay dos formas de preparar este pastel: una versión modesta y otra más sofisticada. La primera era simplemente hornear pasteles de diferentes colores y combinarlos. Un Master Chef, sin embargo, hornearía este pastel con rayas cruzadas. Prueba esta versión del "pastel Cebra", como lo preparaban las soviéticas más experimentadas.

Ingredientes:

  • Harina - 2 tazas
  • Azúcar - 2 tazas
  • Huevos - 5 huevos batidos
  • Mantequilla - 200 gr
  • Crema agria - 1 envase
  • Cacao en polvo - 3 cucharadas
  • Polvo de hornear o bicarbonato de sodio - 1 cucharadita

Preparación:

1. Mezcla los huevos con azúcar hasta que queden espumosos.

2. Agrega 2 tazas de harina tamizada, polvo de hornear o bicarbonato de sodio (puedes agregar jugo de limón), mantequilla derretida y crema agria, y mezcla bien.

3. Divide la mezcla en 2 partes iguales. En una, agrega 3 cucharadas de cacao en polvo. Revuelve bien la masa para que no queden grumos. Deja la parte blanca tal como está.

4. Engrasa con aceite la bandeja para hornear. Primero vierte en el centro 3 cucharadas de masa blanca, luego 3 cucharadas de masa de chocolate. No mezcles. Finalmente, toma un palillo y dibuja 8 líneas desde el centro hasta los bordes.

5. Hornea en un horno precalentado de 180ºC, 50-60 minutos. Si la parte superior del pastel ya está lista, pero la del medio no, cubre con papel de aluminio y hornea hasta que esté todo hecho.

6. El pastel se puede hacer también con crema blanca, hecha de crema agria batida con azúcar, y en la parte superior se pueden hacer las rayas negras con glaseado de chocolate (mantequilla derretida con chocolate).

Si te supo a poco, entonces quizás quieras saber cuáles son los 8 dulces más populares de Rusia, pincha aquí.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies