Sóchnik: el símbolo de los comedores escolares soviéticos o “tarta de queso a la rusa“

Victoria Drey
Hoy os descubrimos unos pasteles populares que una especialidad ruso-soviética. Sin embargo, el sabor de los sóchniki de alguna manera recuerda a la tarta de queso: con una masa de hojaldre rellena de queso crema

La historia de los sóchniki rusos comienza con su masa: en la Antigua Rus la gente hizo sencillos bollos con ella. Más tarde, a alguien se le ocurrió la idea de rellenar la masa con una mezcla de crema agria y tvorog, la versión rusa del requesón. ¡Salió algo bueno como la tarta de queso! Pero con un toque de cocina tradicional rusa.

Los sóchniki fueron ampliamente producidos en la URSS y literalmente se convirtieron en el símbolo de los comedores escolares soviéticos. Son baratos y fáciles de hacer. A pesar de su larga historia, este sabroso plato todavía es muy apreciado en Rusia: los sóchniki son unos de los mejores bocados saludables que regalar a familia y amigos. Se pueden comprar en casi cualquier tienda de Rusia, pero te recomendamos que los cocines tú mismo. ¡Este pastelito relleno de sedosa crema agria te dejará con ganas de más!

Ingredientes para la masa:

  • 300g de harina común
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 1 huevo grande
  • 4 cucharadas de yogur natural o crema agria
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno:

  • 300 g de tvorog/requesón
  • 2 cucharadas de crema agria
  • 1 clara de huevo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de maizena
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de semillas de vainilla
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de barniz de huevo batido

Como preparar:

1. Para la masa, primero tamiza la harina, el polvo de hornear y la sal en un tazón grande. Pica la mantequilla en trozos y trabájala en la harina con tus manos hasta obtener una consistencia homogénea.

2. En otro recipiente, bate un huevo con azúcar y crema agria y luego mézclalo con la masa de harina.

3. Amasa todo y guarda en el refrigerador durante al menos media hora.

4. Mientras tanto, prepara el relleno: simplemente mezcla tvorog o requesón, crema agria, clara de huevo, azúcar, sal, semillas de vainilla y almidón de maíz (que puedes reemplazar con la misma cantidad de harina o sémola). El ingrediente principal - tvorog o requesón - debe ser muy suave y sedoso, sin ningún grano.

5. Cuando la masa esté lo suficientemente fría, dóblala en una capa de entre 0,3 y 0,5 cm de grosor sobre una superficie rociada con un poco de harina. Para cortar la masa utiliza un molde de 10 cm de diámetro y generalmente obtendrás unos 15 círculos.

6. Agrega una generosa cucharada de relleno en la mitad de cada círculo y luego dobla desde el otro lado.

7. No pellizques los bordes de tus sóchniki: el relleno debe ser visible. Luego, haz que barniz batiendo una yema de huevo con un poco de agua y cepilla los pasteles con ella. Coloca en una bandeja para hornear y hornea durante aproximadamente 25 minutos a 200°C en un horno precalentado, hasta que los sóchniki estén dorados.

La masa de esta receta hace que el resultado sea increíblemente suave y rico. La clave es comer los sóchniki cuando están fríos: esperar hasta que se enfríen por completo y disfrutarlos con té o un vaso de leche.

Si te pareció interesante este texto, te recomendamos que descubras como perder peso con productos alimenticios rusos con este artículo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies