“El mundo respira aliviado”, declara Putin acerca del acuerdo de Irán

Photoshot/Vostock Photo
El 14 de julio, Irán y el G5+1 alcanzaron un acuerdo que prevé una cancelación gradual de las sanciones internacionales impuestas a Teherán a cambio de que el gobierno iraní aplique importantes restricciones a su programa nuclear, cuyo objetivo, según Occidente es conseguir armamento nuclear. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido la noticia con alegría, declarando que “el mundo respira hoy aliviado”.

El ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, anunció que la Federación de Rusia colaborará activamente en la aplicación del acuerdo. Irán exportará a Rusia uranio enriquecido a cambio del suministro de uranio natural. Rusia también participará en la reestructuración de la empresa de enriquecimiento de uranio iraní Fordo.

Sin embargo, los expertos rusos señalan que el futuro del acuerdo recién firmado no está del todo claro y que la participación de Rusia en su aplicación podría cuestionarse. Según afirma Piotr Topychkanov, colaborador del programa 'Problemas de la no proliferación' llevado a cabo en el Centro Carnegie de Moscú, “tanto en Occidente como en Irán hay influyentes voces que se oponen a este acuerdo”, por lo que su destino dependerá de la actuación de dichos oponentes.

Según el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, la aplicación del acuerdo fortalecerá las relaciones económicas entre Moscú y Teherán. “Tenemos grandes planes con Irán para el desarrollo de la energía nuclear en ese país”, afirmó.

Rajab Safarov, director general del Centro de Estudios de Irán, declaró a RBTH que la cancelación de las sanciones abrirá las puertas del mercado iraní a las empresas rusas en sectores como la industria química, las tecnologías de la información, la construcción ferroviaria y otros, aparte de la industria energética.

La cooperación militar entre los dos países es otro campo con grandes expectativas. Una muestra de ello es la confirmación por parte de Rusia de un acuerdo para la venta a Irán de los sistemas de defensa antiaérea S-300.  Según señalan los medios de comunicación, se estima que el valor de los posibles contratos en el campo de la cooperación militar se situará entre los 20.000 y los 70.000 millones de dólares.

De acuerdo con Yevstáfiev, “Rusia necesita a Irán como un socio económico serio”. El experto afirma que, aparte de las relaciones puramente comerciales, Irán tiene también un importante valor logístico.

Para Rusia, el corredor de transporte Norte-Sur, del que controlará el 80 %, tiene una importancia decisiva, según indica el analista. Por esta ruta se pueden enviar mercancías desde la India y otros países del sur de Asia a través de Irán hacia los países del norte y el oeste de Europa. “Irán es fundamental para la Federación de Rusia en lo referente a la formación de una política exterior multivectorial”, resumió Yevstáfiev.

El petróleo iraní: ¿un desafío para la Federación de Rusia?

En el trasfondo de la supresión de las sanciones contra Irán, los medios de comunicación han abierto un intenso debate sobre si bajará el precio del principal producto de exportación ruso cuando se empiece a comercializar el petróleo iraní. Sin embargo, los analistas consideran que las cosas no están tan claras en este sentido.

“Desde un punto de vista meramente pragmático, está claro que no es rentable para Rusia, ya que Irán es un participante bastante importante del mercado petrolífero. En medio año, Irán habrá ganado fuerza. Se estima que Irán lanzará al mercado entre 1 y 1,5 millones de barriles de petróleo diarios”, opina Rajab Safarov. 

Irán y la defensa antimisiles en Europa

Durante sus declaraciones sobre la firma del contrato, Serguéi Lavrov recordó también las promesas hechas en 2009 por el presidente norteamericano, Barack Obama, de renunciar a los sistemas de defensa antiaérea en Europa en caso de que se normalizara el problema nuclear iraní. 

Los expertos coinciden en que estas promesas no se cumplirán, ya que inicialmente este proyecto no tiene ninguna relación con Irán. Según palabras de Yevstáfiev, Serguéi Lavrov simplemente trata de presionar a Barack Obama. Topychkanov considera que este nuevo mensaje a Occidente trata de recordar las declaraciones hechas en el pasado.

 ¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante. СПАСИБО!

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más