Paseo por Kronstadt, la joya de la Flota del Báltico

31 de marzo de 2017 Ajái Kamalakaran, RBTH
Este pequeño pueblo en el golfo de Finlandia ha sido el lugar tradicional para el almirantazgo y la Flota del Báltico. Además, desde hace 300 años es crucial en la defensa de San Petersburgo. RBTH se da un paseo por Kronstadt.
Kronstadt Naval Cathedral
La catedral de San Andrés en Kronstadt. Fuente: Ajay Kamalakaran

Kronstadt, que significa 'ciudad corona' en alemán, es un pequeño pueblo histórico situado 30 km al oeste de San Petersburgo, en la región de Leningrado. Tradicionalmente ha sido el lugar del almirantazgo y acoge una importante base de la Flota Rusa del Báltico.

La ciudad se fundó en 1703 cuando Rusia, bajo el mandato de Pedro el Grande, conquistó la isla de Kotlin a Suecia. Las primeras fortificaciones se construyeron en 1704. Alrededor de Kronstadt hay 22 fuertes, construidos sobre todo en islas artificiales.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

En invierno se congela el golfo de Finlandia, lo que hace imposible la navegación sin rompehielos.

La flota con base en  Kronstadt desafió  las tropas anglo-francesas que trataron de atacar San Petersburgo durante la guerra de Crimea.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

También desempeñó un papel importante en la defensa de Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial. La capital del norte estuvo bloqueada por las tropas nazis durante más de 900 días. En Kornstadt había diez brigadas de marinos, cuatro regimientos y más de 40 batallones y compañías para defender Leningrado. En 2009, el entonces presidente Dmitri Medvédev entregó a Kronstadt el status de 'ciudad de gloria militar'.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

La catedral de San Andrés, patrón de la armada rusa, era el mayor edificio de la ciudad. Los barcos que atracaban en la ciudad podían ver la iglesia desde el golfo de Finlandia. El templo original, construido en 1817, fue destruido por los bolcheviques en 1932. En los años 90 comenzó la construcción de uno nuevo.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

El centro histórico de Kronstadt es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, junto con el centro de San Petersburgo. Actualmente cuenta sobre todo con edificios de los primeros años de la época soviética.

Entre las atracciones más famosas se encuentra el canal de circunvalación, que se hiela en invierno. Al igual que en San Petersburgo, una serie de canales atraviesan el pueblo y llevan a los puertos comerciales y al centro.

El pueblo, que es el lugar de nacimiento de Piotr Kapista- galardonado con el Premio Nobel de Física en 1978, está despoblándose poco a poco. Actualmente cuenta con poco más de 40.000 habitantes.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

Cerca del centro histórico se ven edificios abandonados. Muchos de ellos son de las décadas 30 y 40 y están deshabitados, listos para ser demolidos.

Hay intentos por reconstruir el centro histórico aunque es poco probable que las autoridades puedan detener la huida de población.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

Durante la época soviética la ciudad estaba cerrada a los que no eran residentes. Actualmente es fácil llegar hasta ella desde San Petersburgo en un viaje de día. En los meses más cálidos hay varios barcos y tours en autobús desde la ciudad del Nevá.

Nota de los editores

Los cielos grises y los canales helados de principios de primavera, junto con el hielo y la nieve semiderretidos, las fábricas y edificios abandonados crean una especie de sensación melancólica en esta ciudad histórica.

Fuente: Ajay KamalakaranFuente: Ajay Kamalakaran

Aunque no es difícil admirar a aquellos hombres que lucharon con valentía en varias guerras para defender San Petersburgo/Leningrado de los invasores, entre ellos la Alemania nazi.

El viaje de una hora desde San Petersburgo tiene un bello paisaje e incluye un túnel que pasa por debajo del golfo de Finlandia. También hay buenas vistas del golfo en varios puentes. Al igual que ocurría con los primeros marineros, aquellos que se acercan a Kronstadt pueden ver como sobresale como una joya la recién reconstruida catedral de San Andrés, situada cerca del puerto.

 

+
Síguenos en nuestra página de Facebook