Cuatro escenarios de posible enfrentamiento entre Rusia y la OTAN

29 de diciembre de 2016 Alexéi Timoféichev, RBTH
La Alianza considera que Rusia es una de sus principales amenazas. RBTH analiza escenarios en los que es hay más riesgo de enfrentamiento.
Lithuanian troops
Fuente:Reuters

El Consejo de Relaciones Exteriores de EE UU ha publicado un informe titulado “Las principales amenazas que hay que seguir de cerca en 2017”. El posible conflicto entre Rusia y la OTAN figura en primer lugar de la categoría de amenazas cuya influencia, según los expertos, es “alta” y su probabilidad “moderada”.

En el documento se hace referencia a la “confrontación militar intencionada o no premeditada” que podría provocar el “comportamiento agresivo” de Rusia en territorio de Europa del Este. Los expertos rusos comentan a RBTH cómo podría desarrollarse este conflicto y cuáles pueden ser las causas de la confrontación entre Moscú y la Alianza.

1. Operaciones militares en el Báltico

Según señalan los analistas, el conflicto en Europa del Este es el más probable, ya que es en este territorio donde están desplegadas las tropas de la OTAN. La Alianza ha tomado recientemente la decisión de enviar a los países de la región nuevos contingentes militares. Según declaraba a RBTH Piotr Topychkanov, empleado del programa “Cuestiones de la no proliferación” del centro Carnegie de Moscú, “estando desplegadas una cerca de la otra, las fuerzas armadas podrían entrar en conflicto a causa de un error o como resultado de una provocación”.

Según el experto, en este caso no hay que descartar una escalada del conflicto similar a la que se exponía en un polémico programa de la BBC. Según este, tras la entrada de las tropas rusas en Letonia, Occidente deberá plantearse el uso de armas nucleares. Según Topychkanov, aunque este escenario no es improbable, si es extremadamente dudoso, ya que nadie (ni occidente ni Rusia) desea una guerra en Europa”.

Al mismo tiempo, según Alexéi Fenenko, investigador del Instituto de Seguridad Mundial de la Academia Rusa de Ciencias, únicamente es posible plantearse la entrada de tropas rusas en países del Báltico en un caso: la respuesta de Rusia a un intento de las tropas de la OTAN de bloquear Kaliningrado, un enclave ruso en el Báltico.

2. Enfrentamiento entre las tropas de Rusia y la OTAN en Siria

Siria podría convertirse en otra superficie en la que podría desarrollarse un conflicto entre Moscú y la OTAN. El empeoramiento de la situación en Siria es posible si los países de Occidente, debido a la amenaza por parte de las fuerzas del presidente Bashar al Asad, inician una operación militar contra las tropas del gobierno sirio. En ese caso también sería probable que se produjera un choque armado contra las tropas rusas que apoyan a las unidades de Asad, según opinan los analistas.

Sin embargo, según señala Anatoli Tsyganok, experto militar y profesor de la facultad de Política Mundial de la Universidad Estatal de Moscú, es muy poco probable que esto suceda durante los próximos meses. Según el experto, próximamente en EE UU el poder pasará a manos de Donald Trump y la Casa Blanca dejará de preocuparse por Siria. Más tarde, en el país árabe comenzará la época de las tormentas de arena. Por esta razón, si puede darse algún conflicto, esto no sucederá antes de finales de marzo.

Alexander Golts, experto militar independiente y redactor del portal opositor Revista diaria, también atribuye el futuro de la situación en Siria al próximo cambio de inquilino en la Casa Blanca. El presidente electo de EE UU ha declarado su intención de revisar los enfoques del país en materia de política exterior, por lo que por ahora es difícil prever sus próximos pasos.

3. Empeoramiento de las relaciones debido a Ucrania

Existe también la probabilidad de que las relaciones entre Moscú y la Alianza empeoren debido a la crisis en Ucrania, aunque esta probabilidad no es demasiado alta. Esto se debe al propio “formato” del conflicto en el este de Ucrania: oficialmente, tanto Occidente como Rusia niegan la presencia de sus tropas en el país.

Las razones políticas también son relevantes en este sentido. Los países occidentales miembros del formato de Normandía, es decir, Alemania y Francia, próximamente celebrarán elecciones. En estas condiciones, ninguno de estos países está interesado en que el conflicto ucraniano empeore ni en que surjan nuevos problemas con Rusia.

4. Ciberataques

Los expertos aseguran que las amenazas en el ciberespacio son una fuente de conflicto. Últimamente EE UU ha acusado a Moscú de la intrusión de hackers rusos en las elecciones estadounidenses. Según Topychkanov, la escalada de la tensión entre Rusia y alguno de los países de la OTAN en el ciberespacio es perfectamente probable. El experto recuerda que para la India y Pakistán los ciberataques se han convertido en una parte más del conflicto existente entre ambos.

Sin embargo, por ahora no queda claro qué debe entenderse por ciberagresión y qué medidas podría tomar el país que sufra este tipo de ataques. Es posible que si se produce un ciberataque en una central nuclear o en infraestructuras de transporte, esto pueda dar lugar al inicio de una operación militar en toda regla.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook