El dumping saudí amenaza al petróleo ruso en Europa

9 de junio de 2016 Alexéi Topálov, Gazeta.ru
Arabia Saudí continúa con su guerra de precios para conquistar el mercado europeo y vuelve a reducirlos. El principal competidor de los árabes es Irán, pero también tendría consecuencias para Rusia.
Saudi Stock Exchange
Bolsa de Riad. Fuente:AP

Los grandes productores de petróleo tienen la intención de aumentar la producción, a pesar de los recientes acuerdos para hacer lo contrario.

Arabia Saudí pretende reducir los precios y para ello planea bajar los precios de futuros del petróleo en julio en 0,35 dólares el barril en el noroeste de Europa y en 0,1 dólares en los países mediterráneos, tal y como informa el The Wall Street Journal, que cita fuentes de la compañía saudía Aramco. 

La decisión está vinculada al aumento de la competencia tras la llegada de suministros iraníes al mercado europeo, comenta el WSJ.  

Según Serguéi Aguibanov, del Instituto de Energía y Finanzas, el país árabe trata de obtener el máximo rédito posible en cada mercado regional. 

En Europa el petróleo saudí compite no solo con el iraní sino también con el ruso, que aumenta sus suministros en el Viejo Continente. Por eso el país árabe pretende hacer un descuento adicional a los países de la UE. 

El petróleo saudí está considerado como ligero (con poco azufre), aunque "en realidad tiene muchas características del petróleo mediano, similar al de los Urales", según Mijaíl Krutijin de Rusenergy. Este experto cree que el petróleo ruso se enfrentará a una gran competencia en el noreste de Europa. 

Para Alexander Pasechnik, de la Fundación de Seguridad Energética Nacional, la bajada de los precios en Europa afectará sobre todo a los productores europeos, Reino Unido y Noruega, principalmente. 

El dumping saudí

La respuesta de Irán podría ser una mayor bajada de precios, según Pasechik: "Es muy probable que Irán baje todavía más el precio de su crudo. Todavía tiene un margen de seguridad, tras haber hecho descuentos de hasta un dólar por barril", declaró. 

Irán ya ha vendido parte de su petróleo pesado en Europa a 17 dóares el barril, cuando el precio de mercado era de 39-40 dólares. Si vuelve a recurrir a una política de reducción de precios es posible que la competencia vaya a ser feroz e incontrolable. 

Fue Arabia Saudí quien empezó a reducir los precios durante el año pasado con el objetivo de reducir la cuota de mercado de los grandes producotres que tienen altos costes de producción, sobre todo los productores de esquisto de EE UU, pero también a las compañías rusas, canadienses y brasileñas.

La estrategia dio sus frutos en relación a las compañías estadounidenses. El número de plataformas petrolíferas en EE UU cayó en un 50% en un años, según Baker Hughes. 

Publicado originalmente en ruso en Gazeta.ru

Lea más:

¿Apoyará Rusia a Irán en un conflicto con Arabia Saudí? 

Rusia ha mejorado sus relaciones con Irán, que mantiene un pulso con el reino árabe por el control de Oriente Medio.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook