Putin confirma al polémico Kadírov en el poder

4 de abril de 2016 Marina Obrazkova, para RBTH
El polémico líder de Chechenia seguirá en su puesto al menos hasta septiembre tras la confirmación de Putin, realizada a finales de marzo. Los expertos consultados creen que, debido al apoyo con el que cuenta a nivel federal y regional, podría mantenerse en el cargo hasta cinco años más. Aunque también creen que si el Kremlin decide intervenir en los procesos políticos de la región, podrían buscar una alternativa.
Putin confirma al polémico Kadírov en el poder
El líder de Chechenia seguirá en el puesto al menos hasta septiembre. Fuente:Michael Klimentyev/RIA Novosti

Parece que por ahora Ramzán Kadírov no va buscar un nuevo trabajo, por lo menos por ahora. El pasado 25 de marzo Vladímir Putin confirmó que seguiría como presidente de la república de Chechenia por lo menos hasta septiembre de este año.

Konstantín Kazenin, investigador en la Academia Presidencial Rusa de Economía Nacional y Administración Pública, cree que en estos momentos simplemente no hay otra alternativa a Kadírov. "La peculiar situación en Chechenia es que la élite local se creó desde cero por el propio Kadírov y tras la segunda guerra de Chechenia.  La cualidad que se exige a las personas de este pequeño círculo es lealtad personal al líder de la región. Es esta particularidad la que provoca riesgos a la hora de pensar en alguien que pueda remplazar a Kadírov".

Mijaíl Vinogradov, analista de la Fundación Política de Petersburgo corrobora esta opinión y cree que para el gobierno federal es muy importante mostrar que la segunda guerra de Chechenia fue un éxito. “Y Kadírov se percibe como el hombre principal de este éxito”, apunta.

Chechenia, al igual que otras repúblicas norcaucásicas, está gobernada de una manera peculiar. Históricamente el clan ha sido la institución donde se ejercía el poder. Después de que el territorio pasase a formar parte del Imperio ruso en el siglo XIX, hubo varios intentos por acabar con ese sistema. Llegaron más tarde las formas de gobierno soviéticas, y la represión y los desplazamientos forzosos de la época estalinista. Sin embargo, todos estos padecimientos no cambiaron la mentalidad de la gente. Aquí, al igual que en otras épocas, las decisiones las toman los mayores del clan y todavía hay enemistades a muerte, aunque actualmente se consideran ofensas criminales.

El Kremlin no desea lidiar con este tipo de relaciones poco transparentes. "El centro federal no está listo para administrar los procesos que actualmente tienen lugar en Chechenia. Es más, en muchas ocasiones son difíciles de entender y se encuentran lejos del gobierno federal y otras políticas", considera Vinogradov.

Kadírov cuenta además con otra cualidad importante para los mandatarios. Sus declaraciones

acerca de la "oposición no parlamentaria como enemigos del pueblo", recuerda de alguna manera a otras épocas. "La figura de Kadírov trata de simbolizar la dirección radical que hay en la agenda federal, diseñada para provocar ansiedad y miedo en los críticos con el gobierno", considera Vinogradov. "Se puede utilizar a Kadírov para intimidar a miembros de la oposición y mostrar sus debilidades".

¿Dónde encontrar un recambio para Kadírov?

A pesar de que se proyecta una imagen de lealtad incuestionable a Kadírov, en Chechenia hay personas cansadas de cómo se gestiona la vida en la república. Los hombres de negocios hablan de las dificultades a la hora de trabajar en la región y los residentes se quejan en ocasiones de la corrupción. "La manera en la que se gobierna actualmente en Chechenia está creando mucho descontento en algunas partes de la población", considera Kazenin. "Si la vida interna de a república continúa como hasta ahora las situación va a complicarse".

Por ejemplo, Kadírov puede castigar de manera personal a gente común, que no sus subordinados, pero lo han criticado o han hecho algo mal, según su punto de vista. "Es poco probable que se acepte este tipo de comportamiento mucho tiempo", considera. En la cultura caucásica el honor sigue siendo muy importante y cualquier reprimenda pública se percibe como un insulto, y no es aceptable olvidarse de ese insulto.

Según algunos expertos hay una demanda para que cambie la gestión de las relaciones sociales. Pero esta realidad no es exclusiva de Chechenia sino que "está presente en todo el Cáucaso. Finalmente, habrá una serie de fuerzas sociales que ofrezcan alternativas y una manera de gestión más moderan", explica Kazenin.

Este hecho ya se ha visto en los cambios realizados en la dirección de otras repúblicas del Cáucaso Norte. "El hecho de que no se muestre el descontento públicamente, no significa que no exista.

En la vecina Ingushetia se encontró un recambio en Yunus-Bek, el actual líder de esta república. "A pesar de la falta de transparencia en el Cáucaso Norte, hace no mucho, se cambiaron los líderes de Daguestán y Kabardino Balkaria sin que hubiera grandes turbulencias", dice Vinogradov.

Siempre se puede encontrar una alternativa pero por ahora Moscú prefiere no interferir, considera este experto. Cree que tarde o temprano se encontrará a un nuevo líder para Chechenia, dado el deseo y la voluntad política del Kremlin para ello. "Hay varios escenario posibles. Kadírov solo es el líder de un clan, e incluso puede haber disensiones dentro de un mismo plan, y es posible que aparezca otro líder. "Aunque esto también podría ocurrir cuando los federales quieran verse más involucrados en los procesos administrativos que tienen lugar en la república".

+
Síguenos en nuestra página de Facebook