El bienestar de los rusos cae en un año el 14,4% a causa de la crisis

6 de diciembre de 2016 Lenta.ru
La pérdida de bienestar afecta a numerosas personas mientras aumentan las desigualdades sociales. Según los datos oficiales, la situación mejorará en 2018 y las autoridades plantean la posibilidad de aumentar la edad de jubilación y crear impuestos progresivos.
A woman begs in one of the subway underpasses in Moscow
Mujer pidiendo limosna cerca de la entrada de una estación del metro de Moscú. Fuente:Artioom Zhitenev/RIA Novosti

Desde mediados de 2015 hasta mediados de 2016 el bienestar de los rusos ha caído en un 14,4 % . En el transcurso de estos 12 meses los activos de las economías domésticas se han reducido de los 12.086 hasta los 10.344 dólares, según el estudio Global Wealth Report  de la corporación financiera suiza Credit Suisse.

Gracias a los altos precios del petróleo entre el año 2000 y el 2007, el bienestar de los ciudadanos rusos había llegado a ser ocho veces mayor que al principio de este periodo. En 2007 el ritmo de crecimiento se desaceleró y se volvió irregular, y más tarde se detuvo por completo y comenzó a caer.

Los analistas de esta empresa financiera también han registrado un incremento de la diferencia social entre ciudadanos ricos y pobres. En Rusia, el 89 % de la riqueza total está controlada por el 10 % de la población. Este índice es uno de los más altos del mundo. En comparación, en EE UU equivale al 78 % y en China al 73 % de la población.

La importancia del mercado inmobiliario

Es posible que el informe de Credit Suisse no haya tenido en cuenta algunas particularidades de la economía rusa. Por ejemplo, los investigadores extranjeros no siempre prestan atención al papel de los bienes inmuebles en el país. Muchas familias humildes viven en apartamentos caros situados en zonas prestigiosas de las grandes ciudades. Lo que impide a muchos rusos vender su vivienda y mejorar su calidad de vida es la veneración que profesan a los metros cuadrados: para estas personas, un apartamento no es un capital en potencia, sino la razón de su existencia.

Además, la devaluación del rublo es otra de las causas de la reducción de la calidad de vida. En 2007 el dólar costaba 25 rublos, y nueve años después cuesta 64 rublos. “En la drástica caída del nivel de bienestar ha influido el tipo de cambio del rublo, ya que Credit Suisse hace sus cálculos en dólares. En otros países el tipo de cambio no se ha alterado tanto como el del rublo durante los últimos dos años”, comenta Alexandra Burdiak, investigadora del Instituto de Análisis y Pronóstico Social de la Academia Presidencial Rusa de Economía Nacional y Administración Pública. 

Según el estudio, el volumen total de activos de los rusos asciende a un billón de dólares. No queda claro el método que se ha seguido para calcular los precios de los bienes inmuebles, que conforman la base de la propiedad de la gran mayoría de los rusos. Los cálculos, según las estadísticas oficiales, muestran una situación completamente distinta. En 2015, según el Ministerio del Sector de la Construcción, el fondo de viviendas del país contemplaba más de 3.400 millones de metros cuadrados, y el coste medio de un metro cuadrado es de 36.000 rublos. Si multiplicamos estas cifras y las dividimos entre el tipo de cambio medio del dólar, obtenemos un coste total de los bienes inmuebles de los rusos de alrededor de 1,8 billones de dólares. A esto añadimos los depósitos en los bancos (360.000 millones de dólares). Finalmente, añadimos las inversiones en valores, los fondos de inversión, el inmueble en el extranjero y otros tipos de propiedades fuera del país. Todo ello suma varios cientos de miles de millones de dólares adicionales. Boston Consulting Group, por ejemplo, estima el volumen total de los activos de los rusos en cerca de 1,4 billones de dólares.

Pero independientemente del modo en que Credit Suisse haya sacado sus conclusiones, una cosa queda clara: la población está perdiendo dinero y la brecha entre ricos y pobres crece.

Caída del nivel de vida

Además, se prevé que la situación empeore todavía más. Según los pronósticos de la Cámara de Cuentas, en 2019, alrededor de 20,5 millones de personas se encontrarán por debajo del umbral de la pobreza en Rusia, 1,4 millones de personas más que en 2015.

El consejero del presidente Serguéi Gláziev también declaraba recientemente que la devaluación del rublo ha sido una de las razones de la drástica reducción del nivel de vida.

“En ningún país del mundo se ha registrado jamás una volatilidad de la divisa nacional tan alta. Este índice duplica el de Turquía, el país con la situación más similar. En cuanto a la devaluación de la divisa también batimos records, incluso entre los países productores de petróleo”, comenta Gláziev.

“Estoy completamente de acuerdo con los datos de Credit Suisse y creo que estos incluso adornan un poco la situación. En Rusia no es una décima parte, sino un 3% de la población la que acumula la mayor parte de la riqueza. La razón consiste en la diferencia colosal que existe entre los salarios”, comenta en una entrevista para Lenta.ru el vicepresidente del comité de trabajo, política social y asuntos de los veteranos de la Duma Estatal, Nikolái Koloméitsev.

Según Koloméitsev, existen varias vías para superar la estratificación social. En primer lugar, es necesario adoptar un sistema de recaudación de impuestos progresivo, ya que actualmete es del 13% independientemente de los ingresos. En segundo lugar, hay que restablecer el monopolio estatal de la producción de bebidas alcohólicas.

No obstante, la redistribución de los fondos del presupuesto no será suficiente para resolver el problema de la pobreza y la estratificación. Este problema solo se solucionará cuando el crecimiento económico se estabilice. 

En este sentido existe cierto progreso. La economía se va adaptando a los cambios bruscos. En 2017 se espera una subida del PIB. El Ministerio de Trabajo prevé que en 2018 el nivel de los ingresos de los rusos volverá a su marca anterior a la crisis. Por otro lado, en 2018 el gobierno comenzará a estudiar la subida de la edad de jubilación y la carga fiscal: estas medidas podrían anular el restablecimiento del bienestar de la población. 

“Tanto en la Rusia zarista como en la época soviética existía un monopolio en la producción de alcohol. Esto eliminaba la probabilidad de intoxicación y aportaba grandes ingresos al presupuesto. Es necesario recuperar el control estatal sobre la producción y la venta de bebidas alcohólicas. Si esto sucede, el presupuesto podría recaudar cuatro billones de rublos adicionales. Y si se establece una tarifa progresiva, la cifra ascendería a cinco billones”, comenta el experto.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook