Seis cosas que sorprenden a los españoles en Rusia

13 de abril de 2017 María Alexándrova
¿Qué es lo que más impresiona a los españoles en el país euroasiático? RBTH ha hablado con varios españoles para hacer una lista de las cosas que más les impactaron.

1. Terribles atascos

Fuente: Getty Images / FotobankFuente: Getty Images / Fotobank

Nada más coger un taxi en el aeropuerto, los españoles se dan cuenta de que los atascos de Madrid no son nada comparando con los de la capital rusa. A la hora punta la ciudad se paraliza. “¿Cómo se puede tardar tres horas o más en llegar del aeropuerto a casa o al trabajo? Llego totalmente mareado y sin ganas de nada. Siempre tengo que procurar coger un vuelo nocturno para llegar de madrugada y evitar meterme en un atasco”, cuenta el madrileño Javier.

Pero también hay cosas positivas en las carreteras de Moscú: “Los taxis son mucho más baratos que en Madrid. Si no fuera así, ya me habría arruinado”, se ríe Pablo, un estudiante de Zaragoza.

2. Mucho frío

Fuente: Alexey Malgavko/RIA NovostiFuente: Alexey Malgavko/RIA Novosti

No es ninguna novedad que en Rusia hace mucho frío en invierno. Aunque las temperaturas ya no son las mismas que hace 20 años, cuando los rusos pasaban largas semanas a -20º (ahora las temperaturas tan extremas en Moscú no suelen durar más de tres o cuatro días en todo el invierno), no es fácil convivir con el frío por muy buen abrigo que tengáis, ni tampoco soportar la falta de luz y de sol, que los rusos sufren desde noviembre hasta abril.

“En esta época del año procuro coger las vacaciones o puentes para ir a Málaga a casa. Las Navidades también ayudan a recortar el invierno, en Navidades mi mujer y yo casi siempre estamos en la playa”, cuenta a RBTH Andrés.

3. La belleza de las mujeres

Fuente: Lori / Legion MediaFuente: Lori / Legion Media

Es difícil no fijarse en la belleza de las chicas rusas: altas, esbeltas y con los ojos azules... El excorresponsal de El Mundo, Daniel Utrilla, confesó en su libro A Moscú sin Kaláshnikov, que se enamora en el metro de Moscú varias veces al día.

Sin embargo, lo que más impacta a los españoles es el don que tienen las rusas de llevar los tacones en invierno sin caerse y sin deslizar por el hielo.

A diferencia de ellas, los hombres rusos suelen causar una impresión totalmente contraria: de brutos, antipáticos y sin gusto. Pero puede que solo sea una impresión...

4. Cerveza caliente

Fuente: Lori/Legion MediaFuente: Lori/Legion Media

Mi amiga española Natalia se queja cada vez que va a tomar algo en un restaurante o bar moscovita: “¿Por qué siempre te ponen la cerveza caliente?”. Aunque para los rusos no es precisamente una cerveza caliente, para los españoles es un desastre. “Tráeme otra, pero ¡que esté fría, bien fría!”, insiste mi amiga.

5. Los rusos sonríen poco

Fuente: Fyodor TelkovFuente: Fyodor Telkov

“Cuando miro a los rusos en el metro, siempre me parece que tienen la cara de enfadados”, comenta el malagueño Andrés. Es verdad, por razones que sean, los moscovitas sonríen poco en el metro y, en general, sonríen poco (sobre todo, en invierno). Parece como si los abrigos largos y gordos les pesaran demasiado, hasta quitarles las ganas de sonreír. Es posible también que les pese el cielo gris de Moscú, que es mucho más frecuente que el cielo azul despejado.

“Cuando me compro un ticket de metro, parece que la señora que está en la caja me va a morder”, bromea Andrés. ¿Por qué los cajeros, el personal de los supermercados, del metro, los policías tienen un aspecto tan áspero? O ¿solo me lo parece a mí?”, se pregunta Andrés, igual que el resto de los españoles.

6. Todos a casa

Fuente: Lori/Legion MediaFuente: Lori/Legion Media

Todo lo que en España se celebra en un bar, en Rusia se festeja en casa. Además, es raro que los rusos no te inviten a su hogar. Pero una vez recibida la invitación, es mejor no rechazarla, ya que los rusos lo llevan regular.

Las celebraciones caseras suelen sorprender mucho a los españoles, pero para los rusos es una manera de expresar su hospitalidad: mostrar y ofrecer lo mejor que tienen compartiendo la mesa en su casa.

Entre otras sorpresas que nombraron los españoles se encuentran:

- poco dominio del español e inglés entre los rusos;

- precios muy altos (sobre todo, la ropa);

- grandes impresiones del ballet ruso y la ópera;

- una arquitectura fascinante y los edificios residenciales muy feos.

Entrevista con Daniel Utrilla, autor del libro "A Moscú sin Kaláshnikov":

Lea más:

4 secretos para enamorarte del invierno ruso

Diez motivos por los que los rusos sonríen tan poco

¿Cuál es el secreto de la belleza de las mujeres rusas?

+
Síguenos en nuestra página de Facebook