Estaciones de metro dentro de los edificios, así es el metro en Siberia (Fotos)

Google Maps
¿Crees que la única razón para hacerlo es el frío? Te equivocas.

En Moscú es raro encontrar entradas del metro dentro de los edificios residenciales. Sin embargo, en algunas regiones rusas no es extraño. Empecemos con Siberia.

Metro de Novosibirsk

Es el metro más oriental de Rusia y el único en Siberia. La ciudad creció muy rápidamente, y en 70 años llegó a tener más de un millón de habitantes. Cuando se decidió construir un metro, la ciudad ya estaba bastante construida y el metro tenía que pasar directamente bajo los edificios residenciales. Por esta razón el metro de Novosibirsk tiene algunos intercambiadores bastante serpenteantes que simplemente no podían ser construidos de otra manera. Los vestíbulos del metro se incorporaron a los edificios residenciales no solo para ahorrar espacio, sino también para la comodidad de los residentes: la ciudad es conocida por sus inviernos fríos y ventosos.

Estación de Márshal Pokrishkin.

Hay tres estaciones de metro en Novosibirsk con salidas dentro de los edificios residenciales, los típicos bloques de apartamentos que se pueden encontrar en cualquier ciudad rusa. La estación de metro de Márshal Pokrishkin (mariscal Pokrishkin), brillante piloto y tres veces héroe de la Unión Soviética, se inauguró en Novosibirsk a finales de 2000. Dos de los vestíbulos de la estación están incorporados en las plantas bajas de los edificios residenciales de la calle Gógol, números 36 y 40; además, los vestíbulos no aparecieron hasta 2008, cuando se construyeron los bloques de apartamentos.

Estación de Krasni Prospekt.

Krasni Prospekt, una de las estaciones centrales del metro de Novosibirsk, fue inaugurada en 1983 y también tiene una entrada justo en la planta baja de un edificio residencial.

Estación Zayéltsovskaia.

Dos vestíbulos de la entrada sur de la estación de Zayéltsovskaia están incorporados en edificios residenciales. Los pisos están situados justo encima de la entrada del metro.

Metro de Ekaterimburgo

Estación de Uralmash.

La única estación de metro de Ekaterimburgo con entrada dentro de un edificio residencial está situada en el norte de la capital de los Urales, cerca de la planta de Uralmash. Fue inaugurada en 1991. La zona es popular entre los aficionados a la arquitectura porque hay varios edificios interesantes, incluyendo la casa con la entrada incorporada al metro en la planta baja. Se sabe que inicialmente se suponía que la entrada estaba construida justo al lado de la puerta de la fábrica, pero al final se decidió colocarla dentro del edificio.

Metro de San Petersburgo

Estación de Nevski Prospekt.

Al igual que Moscú, el metro de San Petersburgo tiene muchas estaciones en el centro de la ciudad con entradas dentro de antiguos edificios residenciales. Aparecieron en áreas históricas densamente construidas, como por ejemplo, la estación en la famosa avenida Nevski.

Calle Politejnícheskaia, 17.

La estación de metro de Plóshchad Múzhestva terminó dentro de un edificio residencial por una razón diferente. Se abrió en un suburbio en el norte de San Petersburgo en 1975. Además, el vestíbulo de entrada se construyó inicialmente como un edificio separado, pero 20 años más tarde se le anexó un bloque de apartamentos, calle Politejnícheskaia 17. Resultó que desde el metro se podía salir directamente al patio del edificio. Hoy en día esta salida no está en uso.

LEE MÁS: Así es el exterior de las 10 estaciones más bellas del metro de Moscú

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies