¿Quién puede viajar a Rusia y fuera del país ahora mismo?

Evgueni Biyatov/Sputnik
Rusia ha simplificado considerablemente los reglamentos para los viajes hacia y desde el país, pero la situación relativa a los vuelos internacionales sigue causando problemas debido a las restricciones.

Quién puede entrar a Rusia

En el momento de escribir este artículo, Rusia tiene las fronteras abiertas con los siguientes estados:

  • Abjasia                    
  • Bielorrusia
  • Reino Unido          
  • Tanzania
  • Turquía

Los ciudadanos de esos países pueden entrar y salir libremente de Rusia con arreglo a las normas de visado. Es decir, los ciudadanos del Reino Unido, Tanzania y Turquía necesitan obtener un visado antes de llegar al país eslavo. Los ciudadanos de Abjasia y Bielorrusia no lo necesitan ya que hay un régimen sin visados con estos países.

Además, el 2 de agosto de 2020 Rusia abrió sus fronteras a los ciudadanos suizos, pero los vuelos internacionales desde y hacia Suiza se reanudarán el 15 de agosto. Habrá vuelos una vez a la semana en la ruta Moscú-Ginebra-Moscú.

Los nacionales de otros estados pueden entrar en Rusia si:

  • son familiares de ciudadanos rusos (los familiares incluyen cónyuges, padres, hijos, cuidadores y tutores). Los abuelos y los hermanos y hermanas no están incluidos en la lista. Al solicitar un visado, deberá presentar documentos que demuestren el parentesco;
  • tienen residencia permanente en la Federación de Rusia. No se acepta un permiso de residencia temporal;
  • viajan para asistir al funeral de un pariente cercano. Para entrar en el país, deberán presentar el certificado de defunción y los documentos que demuestren el parentesco;
  • viajan para cuidar a parientes cercanos. Para entrar en el país, necesitarán certificados médicos y documentos que demuestren el parentesco;
  • viajan a Rusia para recibir tratamiento médico. Para entrar en el país, deberán presentar un certificado expedido por una clínica estatal o privada rusa. En el documento debe constar la fecha de la cita médica, el nombre completo del paciente, el nombre del procedimiento y también los datos y el sello de la organización médica. 

Hay varias categorías de ciudadanos extranjeros a los que Rusia no ha prohibido la entrada. Entre ellas figuran:

  • Diplomáticos;
  • Empleados de establecimientos consulares en la Federación de Rusia;
  • Miembros de delegaciones oficiales y personas que poseen visados oficiales;
  • Conductores de camiones que transportan mercancías a Rusia;
  • Tripulaciones de aeronaves, tripulaciones de buques marítimos y fluviales, y tripulaciones de trenes y locomotoras de servicios ferroviarios internacionales.

En todos los demás casos, el cruce de la frontera de la Federación de Rusia se considerará ilegal. Las personas que violen esta ley pueden ser multadas hasta 200.000 rublos (2.668 dólares) o se enfrentan a trabajos forzados o a una pena de prisión de hasta dos años.

No se puede viajar sin un certificado

El 27 de julio de 2020, la jefa del Servicio Federal de Supervisión de la Protección de los Derechos del Consumidor y el Bienestar Humano (Rospotrebnadzor), Anna Popova, firmó una instrucción en virtud de la cual todos los extranjeros que vengan a Rusia deben tener, al embarcar en su vuelo, un certificado que confirme que han dado negativo en un test de  Covid-19. El certificado debe ser expedido no más de tres días antes de la llegada a Rusia, y el documento puede estar en ruso o en inglés.

No hay obligación de observar un período de dos semanas de cuarentena a la llegada a Rusia. Popova levantó ese requisito el pasado 15 de julio de 2020.

Viajar fuera de Rusia, no es para todos

Las siguientes categorías de ciudadanos también pueden viajar fuera del país:

  • Personas con doble nacionalidad;
  • Personas con residencia permanente en otro país;
  • Ciudadanos en posesión de un visado de trabajo o un visado expedido para tratamiento médico en otro país.

Reanudación de los viajes aéreos y cancelaciones de vuelos

A pesar de que se han levantado las restricciones de entrada y salida, las aerolíneas rusas han empezado a tener problemas con los vuelos internacionales.

Desde principios de junio, la aerolínea rusa Aeroflot vendía billetes para vuelos desde Moscú a docenas de ciudades, entre ellas Francfort, París, Londres, Nueva York, Roma, Seúl y Tel Aviv.

Otra gran aerolínea, S7, también opera vuelos de Moscú a Alicante y Niza.

Aeroflot fue sospechoso de la venta ilegal de billetes para países con los que los enlaces aéreos siguen restringidos, así lo ha señalado por el Servicio Federal Antimonopolio.

El 6 de agosto del 2020, Aeroflot anunció la cancelación de prácticamente todos sus vuelos internacionales. En la página web de la aerolínea se ha publicado una lista completa de las ciudades a las que la aerolínea no realizará vuelos hasta el 31 de agosto.

Según el sitio web del Organismo Federal de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsiya), la mayoría de las aerolíneas rusas tienen previsto principalmente reanudar los vuelos a Turquía, que es un destino popular de vacaciones de verano entre los rusos.

“El número de vuelos regulares y chárter a Turquía aumentará considerablemente a partir del 10 de agosto. Las aerolíneas rusas Sibir, Ural Airlines, Royal Flight, Nordwind Airlines, Azur Air, Rossiya Airlines e iFly tienen previsto iniciar sus vuelos”, dice el sitio web del regulador aéreo. También se esperan vuelos a Moscú de las compañías aéreas internacionales Turkish Airlines y British Airways.

LEE MÁS: Rusia pierde cerca de 7.000 millones de dólares del turismo a causa de la pandemia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies