¿Qué debo hacer (sí o sí) durante mi primera hora en Moscú?

Getty Images
Te has bajado del avión, has pasado el control de pasaportes e incluso has recogido tu equipaje. ¿Y ahora qué?

Comprar una tarjeta SIM rusa (opcional)

Lo más probable es que tu operador de telefonía móvil te ofrezca sus propias condiciones de itinerancia para Rusia, algo que podría ser bastante razonable. Sin embargo, la red te telefonía móvil rusa es una de las más baratas y rápidas del mundo. Además, comprar una tarjeta SIM local es una buena idea si te estás planeando chatear con amigos rusos. Puedes comprar una tarjeta SIM en el aeropuerto, tan pronto como salgas de la sala de llegadas.

Esta máquina vende las tarjetas SIM en el aeropuerto Vnúkovo de Moscú

Los cuatro grandes operadores de telefonía móvil en Rusia son Megafon, MTS, Beeline y Tele2. Casi todos tienen puntos de venta en los diferentes aeropuertos de Moscú (Tele 2 tiene incluso una máquina expendedora de tarjetas SIM). Tu pasaporte es suficiente para comprar una tarjeta SIM en el acto.

Hay poca diferencia de precio entre los operadores, sólo tienes que comprobar con el vendedor la calidad de la conexión (especialmente a Internet) si vas a alojarte en los suburbios de Moscú.

Encuentra tu hotel/apartamento

Hay dos maneras de llegar al centro de la ciudad. En primer lugar, puedes solicitar un taxi a través de una aplicación especial para tu smartphone. Es mejor descargar la aplicación con antelación, pero puedes hacerlo en el aeropuerto conectándote a la wifi, por ejemplo.

Las más populares son Yandex Taxi, Uber Russia (la aplicación estándar de Uber no funciona en Rusia), y Citymobil. Un viaje al centro de la ciudad desde cualquier aeropuerto no debería costarte más de 1.500 rublos (24 dólares).

También puedes tomar el tren Aeroexpress. Sale de todos los aeropuertos cada media hora, y el viaje no dura más de 30-40 minutos. Los billetes se pueden comprar en unas máquinas automáticas. El menú está disponible en varios idiomas: un billete de ida cuesta 500 rublos (8 dólares).

P.D. Nunca (!!!) utilices los servicios de los taxistas autónomos que buscan clientes en la sala de llegadas. Pueden cobrarte más de 100 dólares.

Compra una tarjeta Troika

La forma más rápida y fiable de viajar por Moscú es mediante el metro. Los trenes de Aeroexpress llegan al centro de la ciudad a estaciones de tren que tienen (todas) entradas al metro. Puedes comprar un billete de metro en la entrada, pero una forma más sencilla es ir a la taquilla más cercana (todas las estaciones de metro tienen una) y pedir al cajero un billete para uno o varios viajes o una tarjeta Troika. Esta última es una tarjeta reutilizable para su uso en todos los transportes públicos: metro, autobuses, trolebuses y tranvías dentro de Moscú. La tarjeta Troika cuesta 50 rublos (0.79 céntimos de dólar), y puedes recargarla por cualquier cantidad. Un viaje en transporte público cuesta 38 rublos (0,60 céntimos de dólar).

Cambiar dinero

Este es otro elemento opcional de nuestro listado. Hoy en día en Moscú se puede pagar literalmente todo con tarjeta de crédito o ApplePay, desde el transporte y hoteles hasta un perrito caliente en el restaurante más cercano.

Todos los terminales de pago aceptan Visa o MasterCard. Pero por conveniencia, siempre puedes cambiar algunas divisas por rublos para cubrir pequeños gastos, como comprar agua en una máquina expendedora o en un restaurante.

Es mejor cambiar dinero en una sucursal bancaria oficial, pues todas aceptan dólares y euros. No lo hagas en el aeropuerto, a menos que te guste que te estafen.

¿Quieres saber qué hacer en Moscú si tienes solo 24 o 48 horas de tiempo? Pincha aquí para averiguarlo. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies