El corazón del Cáucaso: espectaculares paisajes de montaña en Daguestán (Fotos)

Te mostramos imágenes de los pueblos daguestaníes.

Daguestán es la región más meridional de Rusia. 

En la actualidad es una república autónoma dentro de la Federación de Rusia. Hace frontera con Azerbaiyán y Georgia.

En el punto más al sur de Daguestán se encuentra la aldea de Kurush, que también es una de las aldeas de montaña más altas de Europa.

Se sitúa una altitud de 2.600 metros sobre el nivel del mar.

No es fácil llegar a las poblaciones más remotas de Daguestán. Las carreteras están llenas de curvas y mal iluminadas.

Kurush está situada en la frontera con Azerbaiyán. Para poder conducir libremente por aquí necesitas un pase de los guardafronteras, que se consigue en Ajtí (a 250 km de Majachkalá, la capital de Daguestán).

Se puede tardar más de cinco horas en recibir el permiso, sin embargo, después tendrás la oportunidad de perderte por las calles de esta antigua ciudad con más de 2000 años de antigüedad. 

Todos los habitantes de la aldea viven exclusivamente de la cría de ganado, ya que a esta altura cultivar verduras es prácticamente imposible.

Paisajes montañosos en los alrededores de Kurush.

No hace falta ir al Himalaya para ver un hermoso paisaje de montaña.

A lo largo de toda su historia, Ajtí ha sido famoso por sus manantiales curativos de aguas sulfurosas que surgen con una gran presión del interior de la propia montaña. La primera mención de estos manantiales se puede encontrar en monumentos históricos del siglo VI a.C.

El manantial de agua mineral de Ajtí sigue en funcionamiento hoy en día. Se encuentra en una garganta a 5 km al suroeste del centro de la aldea, en la orilla izquierda del río Ajtichái.

Daguestán es famoso por la variedad de grupos étnicos que conservan sus tradiciones, costumbres y cultura. La diversidad de las tradiciones es extraordinaria: puedes estar seguro de encontrar costumbres y ceremonias locales especiales prácticamente en todas las grandes aldeas de montaña.

Daguestán no es seguro para turistas que vayan por libre, pero esta convulsa región es un destino increíble.

La hospitalidad es sagrada en el Cáucaso. Las comidas copiosas y su cálida gente lo convierten en un lugar extraordinario para ser un huésped. Si al llegar no tienes amigos de Daguestán seguro que los tendrás cuando te vayas.

Hay otro peligro oculto cuando visitas este bello país: puede que te lo pases tan bien que no quieras irte.

Para ver fotografía en color de Daguestán a principios del siglo XX, haz clic  aquí.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies