Kamchatka, territorio de los osos

La península es un lugar salvaje en el que habitan miles de ejemplares.

Kamchatka es el “Estado de los osos” en Rusia. Según varias estimaciones, aquí viven entre 15.000 y 30.000 ejemplares.

En ninguna otra parte del mundo hay una concentración de osos tan alta.

El lago Kuril (a 200 km de la capital, Petropávlovsk-Kamchatski) es el lugar más espectacular y seguro para observar osos en Kamchatka.

Este lago forma parte de la reserva natural de Kronotski. Hay que viajar allí en compañía de guardabosques armados.

Los expertos estiman que la reserva cuenta con unos 800-1.000 osos.

Kamchatka es la única región del mundo que ofrece a los osos los tres pilares fundamentales de su dieta: bayas, nueces de cedro y salmón.

Entre los osos de Kamchatka, los que viven cerca del lago Kuril son los más afortunados, porque pueden acceder fácilmente a una gran cantidad de comida rica en proteínas de alta calidad.

En la cuenca del lago habita el salmón rojo y cuenta con la mayor población de esta especie de toda Asia.

Por esta razón a los osos pardos les encanta este lago. Aquí disfrutan de comida desde junio hasta el periodo de hibernación.

El inspector ambiental y fotógrafo de fauna salvaje, Ígor Shpiliónok, escribe en su libro, Lago Kuril, que durante su viaje en barco alrededor del lago pudo ver cerca de 100 osos en un solo día.

En Kamchatka uno puede acercarse a muchas variedades de belleza salvaje. Solo hay que atreverse a acercarse.

Hay ríos rebosantes de vida que bordean los volcanes. Es un lugar especial en el que la nieve se encuentra junto a las aguas termales y los animales salvajes conviven con seres humanos.

¿Por qué los osos pardos de las islas Kuriles tienen un extraño tinte plateado? Haz clic aquí para saberlo.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies