8 cosas sobre Rusia que no dejarán de sorprenderte

Atardecer en Moscú

Atardecer en Moscú

Getty Images
Es hora de dejar atrás algunas ideas preconcebidas sobre el país más grande del mundo.

1.Sistema de transporte

Muchos extranjeros se sorprenden por lo limpio y organizado que está el transporte público en las principales ciudades de Rusia. “El tren desde el aeropuerto hasta el centro de Moscú era limpio, eficiente y rápido. Espero que la conexión con el aeropuerto de París sea así de eficiente”, explica

Borís Hawthorgh.

El metro de Moscú también impresiona mucho. “Es el cielo: limpio, barato y fácil de entender. Las estacions son tan grandes que son como palacios, llenas de candelabros y frescos”, dice Roelof Oosting.

2. Un servicio especial

Cuando un ruso conoce a alguien no suele sonreír, pero detrás de esta apariencia fría la mayoría se reblandece.

“La mujer detrás de la barra del bar, el camarero, los taxistas, todos dan la impresión de haber sido molestados mientras hacen algo importante. Parece que suspirar y parecer enfadado fuera un requisito laboral. Pero una vez que te reconocen como cliente habitual (lo que les puede llevar tiempo) serán más amables y comenzarán a sonreír”, explica Oosting.

3. La secreta amabilidad rusa

Aunque los rusos, a pesar de esas caras de pocos amigos, normalmente ayudan a la gente que lo necesita sin querer nada a cambio.

“Cuando llegué al aeropuerto de Sheremétievo tomé el tren para ir a Moscú. Estaba sentada junto a un ruso de facciones asiáticas. Estaba nerviosa porque no sabía si Moscú era la última estación o no. Le pregunté en mal ruso y me respondió con una cara severa. Cuando llegamos se ofreció a llevarme la maleta y me enseñó el camino hasta la estación de metro. No era su ruta pero incluso entró y me compró un billete. Entonces se despidió y se fue. Me quedé muy sorprendido”, recuerda Suzan.

4. Tráfico

Moscú es un lugar emocionante que puede dar miedo. “Me quedé sorprendido por la anchura de las carreteras en el centro de Moscú. Algunas se construyeron para que aterrizasen los aviones durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando ves 16 carriles de atasco, parece el Diwali (festival hindú de las luces), pero no es muy alegre estar ahí metido”, comenta el indio Rahul. Sin embargo, a pesar de los frustrantes atascos los rusos siguen comprando enormes vehículos.

5. No importa quién seas

“Al contrario que otros países de Occidente, Rusia es el país menos racista al que he viajado. En general, el color de tu piel, tu raza o lengua no importa a los rusos, siempre y cuando seas bueno con ellos”, afirma Saikat de India.

6. Policía rusa y guardias de seguridad

“Las fuerzas de seguridad están por todos lados”, dice el austríaco Georg Drennig. Y tiene razón: hay mucha policía y muchos guardias de seguridad en Rusia, pero la mayoría de ellos no hacen gran cosa.

7. Iglesias por todos lados

Casi hay el mismo número de iglesias (40.000) que de hospitales . “Cuando piensas en Rusia lo primero que te viene a la cabeza no son las iglesias, pero están por todos lados. No estoy segura de por qué me sorprendió tanto, quizá porque sabía que la religión estaba prohibida durante la época soviética”, explica Amanda de Ohio.

8. Algo más que aburridos bloques de apartamentos soviéticos

“Muchos estadounidenses tienen ideas preconcebidas sobre Rusia. Asociamos al país con el comunismo y la Guerra Fría y tenemos imágenes en nuestra cabeza sobre feos edificios soviéticos y gente huraña”, comenta Harvey Smith.

En realidad, tiene razón; en Rusia encontrarás una gran “herencia” soviética, pero también hay una arquitectura increíble anterior a la revolución bolchevique. “En San Petersburgo, por ejemplo, hay calles anchas y edificios barrocos que me recordaban a París”, añade Amanda.

Si tienes más preguntas, echa un vistazo a nuestra sección “Por qué Rusia...”. Ahí aclaramos por qué es el país más grande, cómo es el carácter de la gente y muchas más cuestiones. 

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más