5 pistas de hielo de San Petersburgo donde patinar en un ambiente histórico

Ramil Sitdikov/RIA Novosti
El patinaje fue introducido en Rusia por Pedro el Grande, quien lo vio en Europa, donde observó muchas otras cosas útiles e interesantes (como la moda o productos alimenticios). Entonces, ¿por qué no patinar en una ciudad construida por Pedro el Grande?

Nueva Holanda

Probablemente fue Holanda, el país favorito de Pedro I, donde vio por primera vez el patinaje y luego en Rusia comenzó a añadir cuchillas a las botas. Construida en el siglo XVII por necesidades navales, la isla de Nueva Holanda estuvo cerrada al público hasta 2016, cuando se inauguró en ella un espacio cultural y un parque.

Hay muchas cosas que hacer en Nueva Holanda, pero la razón principal por la que visitarla en invierno es, por supuesto, para patinar. Un área de 2.000 metros cuadrados frente al escenario principal se encuentra cubierta con hielo desde el 18 de noviembre hasta el 18 de marzo. Está disponible para patinar de acuerdo con un cronograma establecido (periodos de una hora con descansos de media hora para restaurar y limpiar el hielo).

El horario y los precios están disponibles aquí.

Isla Yelaguin

Es un placer patinar en el pintoresco Parque Central Kírov de Cultura y Tiempo Libre en la isla Yelaguin. La pista de hielo al aire libre está abierta cuando la temperatura es lo suficientemente baja para el hielo. Si no está seguro de ello, puede verificar si está abierta visitando su página web.

Aunque esta página está en ruso, si el título rojo dice "Каток на Большой площади ЗАКРЫТ!!!" significa que la pista está cerrada. De todos modos, el parque en sí es un gran lugar para caminar y disfrutar de la naturaleza invernal (o si lo prefiere, la veraniega). Está un poco lejos del centro de la ciudad, pero aquí está el mapa del parque y una web en inglés.

Parque Laponia

Este parque es un gran lugar para pasar tiempo con niños y disfrutar de la naturaleza y los ciervos. Hay una granja de ciervos y puedes alimentarlos y tomar fotos con ellos.

La pista de hielo está dotada con tecnologías especiales que le permiten funcionar incluso a temperaturas de hasta +15°C (lo que no es muy probable durante el invierno en San Petersburgo).

El parque está situado en la isla Krestovski.

Aquí está sitio web parque Laponia del en ruso.

Parque Udelni

Por lo general, la escuela olímpica de patinaje de velocidad se entrena en esta pista de hielo de 4.000 metros cuadrados, pero el resto del tiempo se abre al público para que disfrute con el patinaje.

Alquiler de luces, sonidos y patines: aquí tiene todo lo que necesita para pasar un tiempo libre agradable y activo. Los usuarios de Internet se quejan de que durante los fines de semana, debido a muchos visitantes, el hielo no siempre es bueno. Si no quiere tentar a la mala suerte yendo tan lejos, elija algo más cerca del centro de la ciudad.

Parque Ojtá

Seis millas al este de la ciudad, este complejo está situado en medio de un bosque. Hay un montón de atracciones de esquí de montaña, bicicletas, juegos infantiles y un complejo de spa. También puede quedarse en el hotel y pasar todo el fin de semana allí.

La pista de hielo cubre un camino helado de más de un kilómetro y medio a través del bosque. Imagínense lo grandioso que resulta no patinar en círculos, sino deslizarse entre abetos cubiertos de nieve.

Si lo desea, puede encontrar  información detallada aquí (sitio web en ruso).

Si tiene miedo al frío, hay muchas pistas de hielo cubiertas, por ejemplo, en el Jardín Tavricheski o en el complejo deportivo Yubileini, no lejos de la Fortaleza de Pedro y Pablo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies