Los 'unicornios' que habitaron Siberia cuando allí hacía calor

Vivieron hace 29.000 años y convivieron con nuestros ancestros.

Vivieron hace 29.000 años y convivieron con nuestros ancestros.

wikipedia
En Siberia vivieron unicornios. Pero no se trata de esas adorables criaturas de los cuentos infantiles que usted se imagina. Se parecían más bien a rinocerontes peludos. RBTH presenta algunos detalles poco conocidos sobre este misterioso animal.

Los medios de comunicación de todo el mundo llevan varias semanas hablando de los unicornios siberianos, unas criaturas que, según se ha sabido recientemente, vivieron en nuestra tierra no hace 350.000 años, sino hace tan solo 29.000 años. Esto significa que seguramente este enigmático personaje de cuento conviviera con seres humanos. El descubrimiento es obra de unos investigadores rusos de la Universidad Estatal de Tomsk gracias a una prueba de datación por carbono. 

Los unicornios se parecían más a rinocerontes peludos que a caballos pura sangre. ¿Qué más sabemos sobre estas antiguas criaturas que poblaron nuestro planeta?

La extraña dieta del unicornio siberiano

A pesar de las enormes dimensiones del animal (podía llegar a medir cinco o seis metros de longitud y pesaba más de cinco toneladas), su alimentación se componía principalmente de tubérculos y bulbos de plantas. El unicornio podía cavar la tierra y extraer de ella raíces comestibles. No tenía incisivos ni caninos, por lo que excavaba la tierra con sus duros labios llenos de callos. Los científicos siguen intentando averiguar por qué esta especie fue capaz de sobrevivir durante más tiempo que los leones de las cavernas o los mamuts. ¿Es posible que su alimentación tuviera algo que ver?

Durante la época de los unicornios, en Siberia hacía calor

Los restos de ejemplares de unicornios fueron descubiertos en la parte suroriental de la llanura de Siberia Occidental, aunque estos animales se consideraban más propios de climas cálidos. Anteriormente se creía que esta especie jamás visitó este territorio. Sin embargo, su presencia en la zona permite suponer que el clima en los Urales y en Siberia no era en absoluto como lo describían hasta ahora. Según los investigadores, los unicornios pudieron migrar y pasar algún tiempo en regiones más meridionales.

Es muy probable que los humanos vieran a los unicornios siberianos con sus propios ojos

Los animales representados en las pinturas rupestres no eran fruto simplemente de la imaginación de nuestros lejanos antepasados. Es perfectamente posible que los cazadores primitivos fueran la causa de su extinción, y es que estos antiguos unicornios sobrevivieron felizmente a cuatro o cinco periodos glaciares. La causa de su desaparición sigue siendo un misterio. Es poco probable que un nuevo periodo glaciar acabara con ellos. La hipótesis anterior de los científicos era que los unicornios fueron cediendo el espacio gradualmente a los mamuts.

El cuerno de esta enigmática criatura, así como todo su aspecto, no tiene nada que ver con el personaje de los cuentos infantiles

El unicornio siberiano tenía una pequeña protuberancia ósea en la frente en forma de cúpula que medía unos 35 centímetros de largo y unos 15 centímetros de alto. Era muy resistente y servía de base para un potente cuerno. Dentro de esta “cúpula” se hallaba el órgano olfativo. De modo que el unicornio siberiano tenía un agudo sentido del olfato. El cuerno se situaba en la frente, no en la nariz como el del rinoceronte indio. La longitud del cuerno difiere según la investigación: según algunos científicos, podía llegar a medir uno o incluso dos metros.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies