Rusia montará su propia Disneylandia

“La isla del sueño”.
“La isla del sueño”. / servicio de prensa
En 2018 Moscú planea inaugurar “La isla del sueño” que se convertirá en el parque de atracciones cubierto más grande del mundo.

Más de una generación de los moscovitas ha soñado con su propia Disneylandia. El exalcalde de la capital, Yuri Luzhkov, había prometido construir el parque pero finalmente no consiguió inversores.

El actual alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, tuvo más suerte: ha conseguido que el grupo de empresas “Regiones” invierta 1.500 millones de dolares en este proyecto. Según información oficial, el parque se inaugurará en el sur de Moscú (en el valle anegadizo Nagátinskaya) para el 2018. En este momento ya se están realizando trabajos de preparación, y los trabajos de construcción empezarán en marzo.

Mickey Mouse no pasará frío

El clima es el principal obstáculo para la construcción de Disneylandia rusa. Un parque de atracciones abierto puede funcionar solo cuatro meses al año en Moscú. Por eso las autoridades han apostado por un parque cubierto (un edificio de 35 metros de altura) que podrá recibir a los visitantes durante todo el año.

servicio de prensa

Se planea que entre cuatro y seis millones de personas visiten el parque cada año. Las autoridades de la ciudad y el inversor esperan un gran flujo de visitantes rusos pero también creen que los turistas extranjeros que pasan unos tres o cuatro días en la ciudad querrán verlo.

Visitar a Cheburashka

Visualmente “La isla del sueño” se parece al castillo de la Cenicienta de Disneylandia, pero los creadores del proyecto aseguran que no es una copia, sino un proyecto original.

La estructura arquitectónica del parque fue elaborada por la compañía británica Chapman Taylor, y la arquitectura del paisaje del parque fue creada por la empresa italiana Land Milano.

“Todos los castillos tienen algo en común, así que las comparaciones son inevitables”, cuenta el miembro del consejo de directores de “Regiones”, Amirán Mutsóyev. “La diferencia consiste en que Disneylandia está pensada para los niños, en cambio, “La isla” es para la gente de todas las edades. En nuestro parque haremos hincapié en los personajes de los cuentos populares rusos y dibujos animados, como Cheburashka y el cocodrilo Guena”, comenta Mutsóyev.

Más del 60% del espacio del parque estará dedicado a personajes rusos, el resto serán héroes de dibujos animados extranjeros. La compañía ya firmó un contrato de licencia para el uso de imágenes con tres estudios, incluido DreamWorks Animation.

En las zonas temáticas serán reproducidas no solo las imágenes de los personajes sino también las decoraciones de los dibujos animados más famosos. Así, en la zona de dinosaurios se creará un clima tropical y en la zona de la Reina de las Nieves se podrá ver el cielo invernal y la nieve. Además de los pabellones temáticos, se construirán unas 40 atracciones, incluidas las montañas rusas con un rizo vertical circular.

Además, el parque contará con una escuela de yate, una sala de conciertos, un hotel ACCOR de tres estrellas (con 410 habitaciones), tiendas y restaurantes.

El impulsor del desarrollo de Moscú

Según el jefe del centro de geografía urbana de la Escuela Superior de Economía, Yegor Krótov, el parque tiene un problema: “A diferencia del Parque Gorki, La isla no se encuentra cerca de un barrio residencial. Esto significa que todos los visitantes tendrán que desplazarse en automóvil o transporte público para llegar hasta allí”.

Este problema fue resuelto parcialmente cuando se inauguró la nueva estación de metro “Tejnopark”. Pero los expertos en geografía urbana señalan otros inconvenientes del parque: las grandes carreteras y una gasolinera obstaculizan el acceso al parque desde el metro. Además, en la entrada al parque se planea construir un parking. Sin embargo, todo este territorio del aparcamiento se presenta como zona de descanso en el plano. La parte en la que se encontrará la sala de conciertos, el hotel y el parking será apartada del territorio verde por una carretera.

No obstante, las principales dudas de los expertos tienen que ver con el coste del proyecto. “La caída del rublo hace que los ingresos de la población disminuyan, sin embargo, las autoridades pretenden llenar el presupuesto de la ciudad a toda costa. El tiempo de los proyectos caros y ambiciosos ha pasado. ¿Necesita Moscú una gran obra de construcción? ¿No se convertirá en una obra de nunca acabar?”, se pregunta un experto consultado por RBTH.

Lea más:

12 meses y 12 lugares para viajar a Rusia

El país más grande del mundo cuenta con innumerables destinos.