Cómo comprar un tanque soviético por el precio de un automóvil

 T-62.

T-62.

Global Look Press
Hay compañías especializadas en la venta de tanques y vehículos blindados blindados. Algunas incluso venden helicópteros y barcos.

Bien sea un legendario T-34, un T-72 o un vehículo de infantería, en las antiguas repúblicas soviéticas y en Europa del Este se pueden encontrar a la venta numerosos vehículos soviéticos fuera de servicio.

Nick Mead, coleccionista británico y propietario de Tanks-A-Lot -empresa de restauración de tanques británicos- hizo una sorprendente adquisición.

Adquirió por E-bay un tanque Type 69, que había formado parte del ejército iraquí y era una copia del tanque soviético T-55. Curiosamente en uno de los compartimentos de gasolina encontró cinco lingotes de oro, que tal vez fueran robados por soldados iraquíes durante la guerra con Kuwait en 1990.

Nick Mead, Todd Marshall y su tesoro. Fuente: Legion MediaNick Mead, Todd Marshall y su tesoro. Fuente: Legion Media

Ebay tiene restricciones a la hora de vender equipamiento militar y armamento pero en algunos casos la web permite la venta de materiales fuera de servicio.

Venta de vehículos en desuso

El Ministerio de Defensa de Rusia vende material fuera de servicio en subastas pero los vehículos blindados no suelen formar parte de la oferta. Entre las ventas se incluyen vehículos de transporte, jeeps e incluso buques auxiliares.

Los tanques y los transportes blindados de personal se pueden adquirir a compañías especializadas en la venta de ese tipo de equipamiento. La Asociación de Terrenos de Todo Tipo es un vendedor ruso dedicado a ello. Tiene a la venta tanques T-72, el principal del ejército soviético, por 400.000 dólares. Se puede adquirir un T-34 por 230.000 dólares.

Otro vendedor ofrece un T-62 soviético por 100.000 dólares y hay incluso jets, como el Su-17 y el MiG-23.

Para poder adquirir equipamiento militar en Rusia los extranjeros necesitan un certificado que diga que lo que van a comprar carece de valor cultural, explica a RBTH el portavoz de la asociación. En países como Ucrania y Bielorrusia hay gran cantidad de material a la venta.

El mejor lugar para poder comprar equipamiento militar soviético sigue siendo es la República Checa. Los países de Europa del Este acumularon gran cantidad de unidades militares soviéticas durante la época del Pacto de Varsovia.

Los mayores vendedores son las empresas STV Group y Mortar Investments, con base en Praga, que venden tanques soviéticos y helicópteros de ataque. Además de unos precios asequibles (50.000 dólares para el T-72), pueden hacer envíos a toda la UE.

Los compradores suelen tener la opción de adquirir el equipamiento militar en malas condiciones o pueden pagar para que lo remodelen. Esta restauración suele suponer la mitad del precio total.

Eso sí, un comprador no se puede olvidar de que el mantenimiento de estos objetos es más bien caro. Por ejemplo, un T-72 consume entre 300 y 450 litros de diesel cada 100 km en una carretera seca o sucia.

Algunas limitaciones

Cuando alguien se hace con estos aparatos deber conocer cuáles son las limitaciones a las que se enfrenta.

La principal condición a la hora de vender un aparato como estos es su desmilitarización. Los tanques, los vehículos de infantería, los aviones o helicópteros no podrán ser utilizados para lo que se fabricaron. El vendedor está obligado a eliminar de la máquina todos los componentes militares.

Además, tampoco está permitido utilizarlo en carreteras públicas. La policía debe garantizar que se emita un permiso para que estos vehículos no aparezcan en vías públicas.

Por otro lado, el comprador debe informarse acerca de las obligaciones a la hora de importar y del papeleo que se requiere realizar a la hora de adquirir un objeto militar como este.

En EE UU, por ejemplo, hay que rellenar el formulario DLA 1822 en dla.mil. Posteriormente debe rellenar el formulario 1645 y enviar los documentos al Consejo de Seguridad Comercial y el Servicio de Marketing y de Reutilización de Defensa.

Lea más:

Cinco cosas que no sabías sobre los tanques rusos

El T-34: más que un icono de la victoria sobre los nazis