Rusia pondrá a prueba sus nuevos misiles en Siria

Portaaviones Almirante Kuznetsov.

Portaaviones Almirante Kuznetsov.

Lev Fedoseyev / TASS
Los aviones Su-33 y MiG-29K a bordo del portaaviones ruso Almirante Kuznetsov planean probar los nuevos misiles J-38 en noviembre así como los nuevos sistemas de computación SVP-24 para misiles guiados.

En noviembre el portaaviones Almirante Kuznetsov se aproximará a la costa Siria con cazas Su-33, MiG-29K/KUB y helicópteros Ka-52K a bordo. Según ha comunicado una fuente del complejo de defensa industrial a RBTH, la aviación podría probar los nuevos misiles J-38 a finales de año.

“Somos un apoyo para nuestra aviación y le llevaremos nuevas armas de ataque. El MiG-29K empleará los misiles J-38, completamente nuevos, para derrotar al enemigo”, afirmó la fuente a RBTH.

Nuevo sistema de alta precisión

Además, los cazas Su-33 contarán con los nuevos sistemas de precisión SVP-24 para misiles guiados. Este equipo permite multiplicar varias veces la precisión de los bombardeos y evitar víctimas entre la población civil.

El sistema corrige la trayectoria de vuelo a partir de la posición del caza y los parámetros de vuelo. Gracias a ello, la desviación con respecto al objetivo no es superior a un par de metros. Asimismo, el SVP-24 solo supone dos bloques adicionales que los armeros instalan en el equipo a bordo del avión.

Los cazas MiG-29K/KUB y Su-33

Según el director general del periódico Vzlet, Andréi Fomin, los MiG de abordo son unos de los de los cazas de serie más modernos de la generación 4++.

“A pesar del parecido exterior con la versión 'terrestre' del MiG-29, no tienen nada que ver. Me refiero a la tecnología stealth, un nuevo sistema de repostaje en vuelo en el aire gracias al cual el avión puede despegar en menos distancia y aterrizar con una velocidad inferior”, señaló el experto.

Según el especialista, el Su-33 se creó para ser un avión de dominio aéreo, es decir, un auténtico caza-interceptor.

Al mismo tiempo, el MiG-29K/KUB es una máquina más diversificada destinada a ejecutar tareas antiaéreas contra unidades marítimas, así como a la destrucción de navíos y objetos en tierra mediante un arma dirigida de alta precisión, tanto durante el día como la noche y bajo cualquier condición atmosférica.

Durante la campaña siria, los Su-33 emplearán bombas de caída libre. Se planea equipar al MiG-29K/KUB con bombas y misiles corregidos que alcanzarán su objetivo mediante el sistema GLONASS.

De acuerdo con la fuente de RBTH en el contingente de a bordo podría haber unos 15 cazas de MiG-29K/KUB y Su-33, además de diez helicópteros de ataque Ka-52K Katrán, Ka-27 y Ka-31.

El helicóptero Ka-52 Katrán

Los helicópteros de guerra Ka-52 Katrán son una modificación del Ka-52 y se diseñaron para ser utilizados en los los barcos franceses Mistral, que tras la polémica despertada en torno a la crisis ucraniana Francia decidió no vender a Rusia.

Según el profesor de la Academia de Ciencias Militares, Vadim Koziulin, fue la presión de los miembros de la OTAN, la que provocó que François Hollande rescindiera el contrato de abastecimiento de barcos a Rusia. Finalmente Egipto recibió los Mistral y el país árabe compró a Moscú una partida de 50 helicópteros Katrán. El resto se recolocó en el portaaviones Almirante Kuznetsov, y a finales de año se harán su primera aparición en el campo de batalla.

Los helicópteros pueden emplear misiles aire-aire R-73 e Iglá-B, así como misiles guiados de aire-tierra.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies