Kaláshnikov presenta las nuevas armas de las fuerzas especiales rusas

Las ametralladoras se presentan en el foro Army 2016.

Las ametralladoras se presentan en el foro Army 2016.

Grigoriy Sysoev / RIA Novosti
El consorcio Kaláshnikov ha presentado en el foro Army 2016 la nueva colección de armamento ligero para el ejército ruso, la Guardia Nacional y el Servicio Federal de Seguridad. Según Andréi Kirisenko, consejero del director general del consorcio Kaláshnikov, la nueva ametralladora ligera RPK-16 se podrá utilizar también como fusil de francotirador.

Durante el foro de técnica militar Army 2016, celebrado entre el 6 y el 11 de septiembre en la región de Moscú, el Consorcio Kaláshnikov ha presentado la nueva colección de armamento ligero.

Entre las novedades figura la ametralladora ligera RPK-16 y los modelos de prueba de los fusiles de francotirador semiautomáticos SVK.

La ametralladora ligera RPK-16

La nueva ametralladora de mano RPK-16, con un calibre de 5,45 milímetros, es una modernización importante del modelo soviético RPK-74.

Según Andréi Kirisenko, el arma de hace 40 años era eficaz, pero tenía algunos defectos.

“Con un cargador con capacidad para 45 cartuchos, el modelo anterior era demasiado voluminoso y obstaculizaba las tareas de desembarco de las tropas de los vehículos de transporte blindado. Sin embargo, esta ametralladora demostró ser un arma fiable en combate bajo cualquier circunstancia climática. Por esta razón hemos decidido no inventar la rueda, sino adaptar el modelo a las necesidades de la actualidad”, comenta Kirisenko a RBTH.

La nueva RPK se ha convertido en una ametralladora útil a todas horas. El modelo está equipado con riel Picatinny, lo cual permite instalar cualquier tipo de objetivo, empezando por nocturnos, térmicos o colimadores y acabando por objetivos de ópticos francotirador.

“El arma puede disparar una sola bala y abatir objetivos de un diámetro de 20 centímetros a una distancia de entre 300 y 400 metros (según sus características táctico-técnicas la ametralladora es capaz de abatir personal del ejército enemigo a una distancia de 800 metros)”, señalaba Kirisenko.

La ametralladora también cuenta con un nuevo cargador más ligero con capacidad para 96 cartuchos. Además, en la RPK-16 se pueden usar los clásicos cargadores del fusil AK-74M, que ya se utiliza en el ejército ruso.

Los ingenieros también han previsto la posibilidad de remplazar el cañón para utilizar la RPK-16 como ametralladora de mano (cañón largo, 1976 mm), y como fusil de asalto de las unidades especiales (cañón corto, 836-896 mm). A medida que se utiliza, se puede remplazar el cañón por otro de la longitud más adecuada en lugar de tener que cambiar de arma.

Ahora el arma pesa un total de 4,5 kg. “La RPK-16 está diseñada por iniciativa propia. Se la daremos a los soldados para que ellos la prueben y la perfeccionaremos según sus comentarios. Las unidades del Servicio Federal de Seguridad y de la Guardia Nacional también han mostrado interés por el arma” –señala el consejero del director general del consorcio Kaláshnikov.

El fusil SVK

El consorcio ha presentado dos modelos de pruebas del fusil de francotirador semiautomático de Kaláshnikov SVK, que utiliza cartuchos rusos de 7,62x54 mm y cartuchos de la OTAN de 7,62x51 mm.

Según la idea de los desarrolladores, este fusil está llamado a reemplazar el fusil de francotirador Dragunov (SVD).

“El SVD se desarrolló hace medio siglo y en la actualidad su potencial de modernización está agotado. La nueva carabina semiautomática es más fácil de utilizar y más compacta. La caña no se apoya en el cañón, lo cual incrementa la precisión de disparo, y la culata plegable permite un uso más eficaz en combate”, señala Kirisenko.

Durante la entrevista, el desarrollador sujeta libremente el arma en una mano, mostrando esta otra particularidad del fusil.

“La principal ventaja del SVK es su peso. Por ejemplo, el fusil alemán Heckler&Koch pesa 7,5 kilogramos, mientras que nuestro nuevo modelo pesa solo 4,2 kg. Además, la precisión y el alcance del disparo del SVK es equiparable al de su análogo extranjero”, señala Kirisenko.

Los sistemas de control están situados a ambos lados, lo cual permite disparar tanto con la mano izquierda con la derecha, y en la parte superior del cañón lleva instalado un riel Picatinny para instalar todo tipo de objetivos adicionales.

El alcance de la nueva arma es de hasta 1.000 metros. Su cargador tiene una capacidad de 10, 15 y 20 cartuchos.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies