Seis años del PAK FA, el caza ruso de quinta generación

sukhoi.org
Hace seis años, el 29 de enero de 2010, tuvo lugar el primer vuelo del PAF FA.do y construido en Rusia tras el período soviético. Se trata de un caza de quinta generación,que pronto pasará a formar parte de las Fuerzas Aéreas rusas después de que se haya pospuesto en varias ocasiones. Se trata del primer aparato diseñado y construido en Rusia tras la caída de la URSS.

El proyecto PAK FA se ha convertido en uno de los principales factores de recuperación de la industria de defensa. Por el momento cuenta con cinco prototipos de vuelo y tres aparatos para uso terrestre. Además, se están construyendo otros tres aviones y las pruebas están llegando a su fin. Así lo hizo saber a principios de diciembre del pasado año el viceministro de defensa, Yuri Borisov.

Además, ya deber haber empezado la producción en serie de los misiles RVV-MD y RVV-BD, un modelo modernizado de misiles soviéticos y creados tanto para el PAK FA como para los cazas de cuarta generación.

Igualmente continúa en período de pruebas el misil J-58YSHK, optimizado para el PAK FA y creado sobre la base de puesta en servicio de 1978 del misil J-58.

Los nuevos tipos de munición de aviones del proyecto Grom, creados especialmente para el PAK FA, se empezarán a suministrar a las tropas no antes de 2017.

Teniendo en cuenta todos los problemas existentes, los representantes del Ministerio de Defensa han decidido adquirir menos modelos de PAK FA y en su lugar obtener el SU-35S, que resulta más barato y ya está testado.

 “Sí, vamos a adquirir menos cazas PAK FA. En los próximos años se comprará una escuadrilla”, afirmó en julio de 2015 Yuri Borisov.

En las Fuerzas Aéreas de Rusia una escuadrilla consta de unos 12 aviones. Cabe destacar que en mayo de 2015 el comandante en jefe de las Fuerzas Aéreas, Víktor Gondarev, expresó buena  disposición para comprar “tantos PAK FA como se lleguen a producir”.

La crisis económica, el lento ritmo de desarrollo del programa del PAK FA o ambos factores obligaron al Ministerio de Defensa a cambiar de opinión. Hasta finales de 2015 no ha habido cambios. Prueba de ello es que antes de Año Nuevo se firmó un contrato anunciado por la compra de otros 50 Su-35S.

El hecho de que se haya aplazado la fecha de puesta en servicio del avión se debe también a la falta de avances del programa y a las dificultades que surgieron en 2015. En mayo de 2015 Bondarev anunció que el avión llegaría al ejército en 2016 y Borisov lo confirmó en verano. Sin embargo, en diciembre el propio Bondarev informó de que las fuerzas armadas no recibirán el PAK FA hasta 2017.

Es comprensible que el Ministerio de Defensa se niegue a comprar en grandes cantidades hasta que el avión esté completamente terminado, sobre todo si tenemos en cuenta que el departamento militar ruso pasó por la experiencia de pilotar helicópteros Mi-28N sin radar reglamentario, y Ka-52 sin el sistema de misiles antitanque Vijr. Aunque ya se han podido resolver estos problemas, el hecho de que se repita una situación parecida con este costoso avión no sería muy racional desde el punto de vista de la disposición para el combate de las fuerzas aéreas.

Al mismo tiempo, una pequeña producción inicial permitiría a los pilotos militares adaptar una táctica de acciones militares y de pilotaje antes del año 2020, fecha en que se incorporaría al avión el nuevo equipamiento, un radar y, lo más importante, los llamados “motores de segunda etapa”. Estos dotarán al PAK FA con una de las particularidades esenciales de los cazas de la quinta generación: el vuelo supersónico sin postcombustión.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.