‘Raketen-Vielfachwerfer’: Cuando los alemanes quisieron copiar el legendario Katiusha soviético

Dominio público
Los alemanes estuvieron ansiosos por hacerse con el mítico lanzacohetes múltiples ruso Katiusha durante mucho tiempo, pero les costó horrores.

Como explicamos en un artículo anterior, se afirma que los germanos estaban tan ansiosos por conseguir un Katiusha que se le encomendó esta misión al famoso especialista en operaciones especiales Otto Skorzeny. Pero cuando los alemanes finalmente se apoderaron de ejemplares del Katiusha, descubrieron que no podían copiarlos. Los alemanes no lograron replicar la pólvora especial que se usaba en los proyectiles soviéticos. La soviética no dejaba rastro y proporcionaba al misil un vuelo largo y estable.

Los alemanes finalmente fabricaron su propio lanzacohetes, el Nebelwerfer, un mortero de seis barriles, pero no era tan móvil ni podría disparar tanto como el Katiusha, tenía un alcance más corto, y después de disparar dejaba un largo rastro en los cielos que revelaba su ubicación.

Sin embargo, se suele olvidar otro intento fallido de las tropas de Hitler por copiar esta poderosa arma de Stalin: el Raketen-Vielfachwerfer. Este lanzador consistía en dos filas de raíles de acero perforados paralelos en los que se montaban los cohetes. Los raíles de lanzamiento podían lanzar cohetes alemanes o rusos capturados. Los raíles se montaban en marcos tubulares de acero en una variedad de vehículos. Dos de los montajes más comunes eran un semioruga blindado SOMUA MCG designación alemana S307(f) modificado por Alfred Becker para su uso por la Wehrmacht o un semioruga alemán Sd.Kfz. 4.

Tractores de artillería SOMUA MCG en servicio alemán Cohetes

En cuento a sus cohetes, llamados Raketen Sprenggranate de 8 cm era un simple cohete de alto explosivo alimentado con cordita, estabilizado con aletas, de 78 mm (3,1 pulgadas) de diámetro y con un diseño muy parecido al M-8 ruso.

Diagramas esquemáticos de la ojiva y la espoleta del 8 cm Raketen Sprenggranate.

Las aletas del Raketen Sprenggranate de 8 cm se diferenciaban de las del M-8 y estaban montadas a 2° para impartir el giro y mejorar la precisión.

Motor de cohete Katiusha El intento de copia fracasó estrepitosamente y los ‘Katiusha’ alemanes no llegaron a aterrorizar a las tropas soviéticas.

LEE MÁS: Pincha aquí para descubrir el BM-21 ‘Grad’, un lanzacohetes ruso que defiende más de 60 países

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies