AK ruso vs M-4 de EE UU, ¿qué rifle es más adecuado para las misiones de las fuerzas especiales?

Evguéni Yepanchintsev/Sputnik; Departamento de Defensa de Estados Unidos
Uno esperaría que un AK es mejor, pero la respuesta no sería tan obvia.

Durante décadas los amantes de las armas de todo el mundo han discutido sobre qué plataforma de fusil de asalto es mejor: la rusa AK o la M-4 estadounidense. 

Le pedimos a un instructor ruso de operaciones especiales que noa explicara qué armas llevan sus equipos en las misiones que realizan por todo el país para eliminar a los terroristas que amenazan a la población civil.

Esto es lo que nos dijo.

Operaciones en zonas montañosas, bosques y en grandes ciudades

“Las unidades de operaciones especiales definitivamente llevarían AKs si tienen que pasar semanas en bosques, pantanos o regiones montañosas. En pocas palabras, llevarían los AK a los lugares más sucios y embarrados que se puedan imaginar, ya que estos rifles fueron creados para soportar estas situaciones.

Se puede incluso pasar por encima de un AK con un camión, dar marcha atrás y volver a atropellarlo y luego seguir abatiendo a los malos. Nada de eso es posible con otras armas”, bromea Andréi Piskunov, instructor de unidades de las fuerzas especiales.

Dice que un AK es la mejor arma cuando no se tienen medios para mantenerla y cuidarla adecuadamente.

En otras circunstancias, armarían a sus unidades con fusiles de asalto M-4.

“Son los mejores para las operaciones en la ciudad. Son precisos y no tienen retroceso. Una persona ajusta el arma para sí misma y la maneja como quiere”, dice el experto.

Ventajas y desventajas de un M-4

Las unidades rusas alaban el fusil de asalto M-4 por razones particulares: alta precisión, bajo retroceso, alta ergonomía y comodidad. 

“Un tirador profesional puede ajustar un M-4 de la manera que quiera. Puede hacer que el gatillo sea más suave y aumentar así su capacidad de tiro. Puede montar en ella las mejores ópticas y artilugios y esperar que el arma dispare en el mismo punto después de 200 o 300 disparos”, señala el oficial.

La planicidad de la bala es mayor en comparación con la utilizada en el AK, sobre todo cuando se dispara a larga distancia (normalmente 250 y 300 metros para los fusiles de asalto).

El M-4 también está hecho de aluminio, un metal más ligero y sensible en comparación con el acero utilizado en los AK.

El arma también tiene muchos pequeños detalles que la convierten en un arma más rápida y conveniente para las operaciones de búsqueda y captura.

Tanto los medios de comunicación como los internautas hacen circular rumores de que los soldados estadounidenses abandonaron sus M-16 en favor de los AK en las escaramuzas con militantes locales en las guerras de Vietnam, Irak y Afganistán. Las razones eran simples: los M-4 no funcionaban, mientras que los AK seguían funcionando en circunstancias drásticas.

“La última vez que los estadounidenses abandonaron sus fusiles en favor de los AK fue durante la guerra de Vietnam. Hoy en día, una unidad de operaciones especiales solo recogería un arma del enemigo para derribar objetivos con el fin de ocultar sus rastros. Así, todo parecería que el enemigo fue eliminado por la mafia o el ejército local y no por una unidad extranjera”, señala el experto.

Pros y contras de un AK ruso

“El AK está anticuado para operaciones silenciosas de noche. La gente con dinero preferiría un rifle estadounidense, ya que sería más eficaz. Al mismo tiempo, definitivamente no recomendaríamos un rifle así para un ejército de masas”, dice Piskunov.

Según él, un M-4 sólo puede funcionar eficazmente en manos de oficiales y tiradores altamente capacitados. Al mismo tiempo, un ejército de masas necesita un arma fiable que pueda atravesar pantanos y seguir derribando enemigos. Los mecanismos del arma eliminarán todo el barro del arma y la harán funcionar. Un fusil estadounidense no ofrece estas opciones.

“El AK es ingenioso. Puede disparar miles de municiones más en comparación con un rifle estadounidense antes de tener que cambiar los cañones y las piezas gastadas por otras nuevas. Es una buena característica”, señala.

El experto también dice que los rifles M-4 “arden” después de disparar 200 veces. Mientras tanto, el arma rusa sigue siendo operativa.

“Puedes armar a un soldado con un AK y podrá luchar con él incluso diez años de uso consecutivo. Esta arma se crea una vez y para siempre, mientras que las armas extranjeras necesitan un mantenimiento constante”.

LEE MÁS: ¿Por qué los AK siguen siendo los rifles de asalto más fiables del mundo? 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies