2 rifles de francotirador que utilizan los guardaespaldas de Vladímir Putin (Fotos)

Francotiradores en el muro del Kremlin de Moscú

Francotiradores en el muro del Kremlin de Moscú

Iliá Pitalev/Sputnik
Estos sistemas de armas de alta precisión se convirtieron en una parte esencial de operaciones encubiertas llevadas a cabo por todo el mundo, pero también sirven para proteger a los funcionarios de alto rango, incluido el presidente de Rusia.

Las fuerzas especiales rusas que custodian al presidente de la Federación Rusa tienen acceso a todas las armas más modernas y avanzadas del mercado militar.

Hay dos rifles de francotirador con los que unos agentes fueron captados por fotógrafos en actos públicos mientras protegían a Vladímir Putin. Hemos pedido a antiguos francotiradores de las fuerzas de seguridad que trabajaron en Moscú en dichos actos públicos que compartan su experiencia sobre el trabajo con estos rifles y por qué se eligieron estos entre las numerosas armas de francotirador disponibles para proteger a funcionarios de alto rango.

ORSIS T-5000

El rifle de francotirador T-5000 fue creado en 2011 por la empresa ORSIS para fines militares y policiales. Se presentó como una de las armas más precisas del mercado con capacidad para hacer llegar tres cartuchos del calibre 308 Win a tan solo 15 mm de distancia entre sí a 100 metros.

Las fuerzas de seguridad se apresuraron a comprar varios T-5000 para sus francotiradores una vez que aparecieron en el mercado y, un año después, las fuerzas de élite del FSB ganaron una competición internacional de francotiradores con estos rifles.

"Estas armas demostraron ser más precisas que los SSG 08 austriacos de Steyr-Mannlicher que se compraron anteriormente para las Fuerzas Especiales Rusas. No mucha gente sabe que en los años 90 y 2000 no teníamos rifles de francotirador de alta calidad en el país y el mando militar tenía que comprarlos en el extranjero”, admite Iván Alekséiev., antiguo francotirador del FSB.

Como señala, ORSIS fue una de las primeras empresas que aparecieron en el mercado de armas ruso a finales de la década de 2000, cuando los precios del petróleo eran altos y los hombres influyentes con dinero vieron el momento de invertir en la fabricación privada de armas y crear rifles que rivalizaran con las armas extranjeras de francotirador.

“A los altos cargos del mando militar no les gustaba tener que comprar rifles y munición extranjeros para las unidades de Fuerzas Especiales para proteger a altos cargos".

El T-5000 es en cierto modo la tarjeta de presentación de ORSIS. Este rifle ganó fama e incluso estuvo a punto de ser adoptado por el ejército para sustituir el anticuado rifle de francotirador SVD. Sin embargo, la burocracia, los grupos de presión y los conflictos de intereses a puerta cerrada acabaron con esta posibilidad. El contrato para crear el rifle de francotirador de nueva era en Rusia, para el ejército e integrarlo en el equipo de combate Ratnik-2, sigue abierto.

El T-5000 se vende en todo el mundo y puede encontrarse tanto en manos de tiradores aficionados como en de unidades de fuerzas especiales de todo el mundo. Sin embargo, principalmente en Oriente Medio y en el sudeste asiático, donde las empresas armamentísticas rusas tienen fuertes conexiones.

El T-5000 es un rifle de repetición cargado a mano con un cerrojo deslizante y dos lengüetas de bloqueo delanteras. El rifle tiene una aleación de aluminio con una articulación plegable fabricada en acero inoxidable templado y diseñada para mantenerse operacionalmente en forma y completa, incluso con los calibres más dañados por su retroceso.

“El arma tiene un retroceso bastante bajo y cómodo en comparación con los rifles de francotirador SVD de la época anterior. Entre los puntos negativos nombraría una serie de detalles de polímero. Desde mi punto de vista, el mecanismo del gatillo también podría haber sido más suave”, dice Alekséiev.

SV-98

El SV-98 fue uno de los primeros rifles de francotirador creados tras el colapso de la Unión Soviética. Fue creado por una de las filiales de la corporación Kaláshnikov y fue adoptado inmediatamente por las unidades de operaciones especiales del país, ya que necesitaban urgentemente un rifle de francotirador moderno para sus operaciones. Entre ellas, las encargadas de proteger a los altos cargos.

Al igual que todos los demás rifles de francotirador del país, se creyó que el SV-98 se convertiría en el sustituto del SVD. Sin embargo, no pudo ser y en su lugar se adquirió para equipar a las unidades de operaciones especiales.

Personalmente fui testigo de estos rifles de francotirador durante las competiciones cerradas de fuerzas especiales celebradas en Chechenia, una de las regiones más conocidas del país, donde se puede encontrar un AK en el maletero de cualquier coche.

Este rifle, a diferencia de todas las demás armas de francotirador modernas, fue creado con una culata de madera que se moja e incluso puede hincharse después de la lluvia. Inicialmente, el arma estaba cargada con balas rusas de 7,62x54 mm, que no son adecuadas para disparar con precisión a objetivos de pequeño tamaño a distancias de 300 metros o más.

Las versiones posteriores del SV-98 se modificaron para la munición .308 Win y .338 LM de la OTAN y se convirtieron en rifles más precisos.

Sin embargo, el arma sigue teniendo una serie de inconvenientes, según un oficial de las fuerzas especiales que habló conmigo bajo condición de anonimato.

“Lo más importante de un rifle de francotirador es su cañón y su munición. Los creadores arreglaron el problema de la munición, pero sin embargo el cañón sigue siendo un problema. A veces, los vencejos de su interior (las hendiduras del interior de un cañón responsables de la balística de una bala) están cortados como deberían y a veces los ingenieros no prestan suficiente atención a su trabajo. Es como comprar un cerdo metido en un saco”, admitió el oficial.

También le desagradó el gatillo, diciendo que es tan tosco como el del SVD soviético y que no es lo suficientemente adecuado para las operaciones encubiertas.

“Puede ser lo suficientemente bueno para el ejército, pero si una unidad tiene fondos, el mando compra otros rifles para llevar a cabo las misiones”, dijo.

Y según él, el SV-98 puede considerarse un arma para principiantes.

“El arma ha evolucionado a lo largo del tiempo y se ha mejorado en comparación con las versiones de finales de los 90. Los ingenieros le añadieron una aleación de aluminio y una culata. Se volvió más precisa, pero todavía hay mejores rifles en el mercado”.

A pesar de todos los puntos débiles, el SV-98 tiene su propósito y es, de hecho, muy adecuado para los principiantes. Hay decenas de miles de rifles SV-98 en los arsenales rusos y suelen utilizarse para aprender a acertar en objetivos situados a más de un kilómetro de distancia.

Una vez dominado, se puede avanzar a rifles de francotirador rusos o extranjeros más modernos.

LEE MÁS: Duelo de titanes: el rifle ruso de mayor alcance vs. el más potente

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies