Venezuela recibirá en los próximos meses los equipos necesarios para producir el AK-103

AFP
La empresa rusa Rosoboronexport señala que la planta de producción de AK-103 y su munición en Venezuela está en un alto grado de preparación.

Rosoboronexport (parte de la corporación estatal Rostec) enviará equipos para la producción de fusiles AK-103 y municiones para la planta de Venezuela en otoño de este año, según informa la agencia TASS. Así lo anunció Rosoboronexport durante el foro militar y técnico internacional Army-2021.

“Comenzaremos a importar e instalar equipos para la producción de fusiles de asalto y munición en otoño”, informó Rosoboronexport.

Según la empresa rusa, las plantas de producción de AK-103 y de munición para los fusiles rusos en Venezuela están en un alto grado de preparación. “La construcción de las instalaciones de producción está llegando a su fin, la ingeniería y los sistemas auxiliares se están instalando. En la obra se emplean trabajadores e ingenieros de Rusia, además de los venezolanos”, dijo Rosoboronexport.

En 2020-2021, el trabajo se llevó a cabo a un ritmo significativo a pesar de la pandemia, añadió el servicio de prensa de la empresa rusa.

Así es el fusil AK-103 con el que cuenta Venezuela y que va a producir en su territorio próximamente.

Cabe recordar que los presidentes Vladímir Putin y Hugo Chávez acordaron en 2006 construir dos factorías en Venezuela para la producción bajo licencia del AK-103 y cartuchos de 7,62 mm.

A finales de 2014, el entonces viceprimer ministro Dmitri Rogozin informó sobre los fallos en la construcción en las plantas, lo que retrasó las fechas de finalización de las obras hasta finales de 2015.

En verano de 2015, el jefe de la empresa contratista, el exsenador Serguéi Popélniujov, fue detenido acusado de malversación de más de mil millones de rublos asignados para la construcción de las plantas venezolanas.

En primavera de 2017, la dirección del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar señaló que la construcción de las plantas se había acelerado.

En junio de 2019, Serguéi Chémezov, jefe de Rostec, afirmó que Estados Unidos estaba tratando de obstaculizar la obra.

En agosto del mismo año, el director del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar, Dmitri Shugáiev, afirmó que la planta de fusiles de asalto Kaláshnikov de Venezuela se pondría en marcha en 2020-2021, teniendo en cuenta la situación en ese país.

LEE MÁS: Este es el armamento ruso que Venezuela puede usar para defenderse si EE UU opta por la invasión

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies