¿Qué futuro tienen la industria espacial y el turismo cósmico en Rusia?

En el cosmódromo siberiano Vostotchni

En el cosmódromo siberiano Vostotchni

Roscosmos / Global Look Press
Más de un año después de la exitosa puesta en órbita de dos astronautas por parte de la empresa estadounidense SpaceX y sólo unos días después del exitoso vuelo espacial del multimillonario británico Richard Branson, ¿en qué situación se encuentra Rusia en esta industria de vanguardia y qué camino debe seguir para triunfar?

Una reciente encuesta realizada por el Centro Panruso de Estudios de la Opinión Pública (VTsIOM) pone de manifiesto las aspiraciones de los rusos en este sector que, desde hace tiempo, es un sueño de las masas del país.

En primer lugar, los acontecimientos relacionados con el espacio de los dos últimos años que más impresionaron a los encuestados fueron las hazañas de Elon Musk y SpaceX (11%), el lanzamiento y la construcción de varios satélites y cohetes (6%), los programas de exploración de Marte (5%), la fuga de aire en la ISS (4%) y los avances del programa espacial chino (4%). Los lanzamientos rusos le siguen con un 3%, justo antes del 60º aniversario del vuelo de Gagarin, mencionado por el 2% de los participantes. El 21% admite que no ha oído nada sobre este tema, y el 31% es incapaz de dar una respuesta. Hay que señalar que este ámbito parece interesar mucho más a los hombres que a las mujeres, ya que el 40% de estas últimas no son capaces de dar una respuesta, frente al 20% de los hombres.

En consecuencia, cuando se les pidió que eligieran las actividades espaciales en las que Rusia debería centrar su desarrollo, el 30% de los encuestados se decantó por la participación en la ISS y la creación de nuevas estaciones espaciales, seguidas de los programas militares-cósmicos (29%), la conquista de la Luna y Marte (18%), la construcción de nuevos cosmódromos (17%), el diseño de nuevos cohetes (14%) y el mantenimiento y alquiler del cosmódromo de Baikonur (10%). El turismo espacial ocupa el último lugar entre las siete propuestas, con un 8%. Sin embargo, existe una fuerte diferencia generacional, ya que los programas militares-cósmicos ocupan el primer lugar entre los mayores de 60 años y el penúltimo entre los de 18 a 24 años.

En cuanto al sector específico del turismo espacial, el 75% de los rusos dice conocer su existencia. Sin embargo, el 50% considera que esta industria no existe en Rusia, mientras que el 21% considera que existe pero no se desarrolla, y el 9% dice que está presente y en crecimiento.

Sin embargo, sorprendentemente, este sector parece seguir despertando poco entusiasmo entre la población rusa, ya que sólo una minoría afirma querer participar eventualmente en él. Por ejemplo, sólo el 30% estaría dispuesto a volar a la ISS (69% no), el 34% estaría dispuesto a participar en vuelos ingrávidos en la estratosfera (65% no), el 43% estaría dispuesto a hacer un viaje a los cosmódromos de Baikonur y Vostotchni (56% no) y el 33% estaría dispuesto a participar en el entrenamiento en la Ciudad de las Estrellas, el campo de entrenamiento de los cosmonautas rusos (66% no).

LEE MÁS: ¿Para qué necesita Rusia un hotel de lujo en la Estación Espacial Internacional? 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies