Nuevo implante desarrollado en Rusia devuelve la vista a los invidentes

Artem Geodakyan/TASS
El dispositivo, que se llama ELVIS, permite conectar una cámara al cerebro y transmitirle la imagen directamente, sin ayuda de los ojos. Esta tecnología devolverá la vista a 37 millones de personas ciegas en todo el mundo cuando se produzca en masa en 2027.

Especialistas rusos del laboratorio Sensor-Tech y de la Fundación So-Yedinenie de apoyo a los sordociegos han desarrollado el primer neuroimplante del país que se coloca en el cerebro y permite ver a quien no podía. El dispositivo se presentó en el Centro de Innovación de Skólkovo a finales de junio. 

¿Qué es el implante?

El dispositivo se llama ELVIS (abreviatura de visión electrónica). Por fuera, se parece al accesorio de aro de Cyberpunk 2077 o Star Wars: The Old Republic, que se pone en la cabeza y potencia sus habilidades.

En realidad, en la vida es casi exactamente lo mismo: los cirujanos colocan un neuroimplante especial en la corteza cerebral y lo conectan con electrones a los centros responsables de la visión. Tras varios meses de rehabilitación, se coloca a la persona bajo un aro con una cámara que transmite la imagen del mundo que le rodea directamente al cerebro, sin pasar por los ojos. El implante devuelve la visión a personas ciegas de nacimiento, así como a las que la perdieron en un accidente. 

El aparato debe sustituirse cada diez años. Es adecuado para personas de 24 a 65 años y no se implantará en niños. Según los desarrolladores, el implante requiere un cerebro adulto completamente formado.

Lo que un ciego verá

A pesar del carácter futurista del proyecto, no se puede recuperar la visión en su sentido clásico con detalles, colores e imágenes. La cámara envía destellos de luz al cerebro, que “fluyen” alrededor de los objetos y transmiten sus contornos al cerebro. Una persona podrá ver la silueta y los contornos de los objetos que tiene delante, pero no la imagen detallada.

ELVIS permitirá a los invidentes ver los objetos que les rodean y moverse libremente por la ciudad y el transporte público sin la ayuda de un guía. 

¿En qué punto se encuentra el proyecto?

Actualmente, los componentes de ELVIS se están probando en roedores. Posteriormente, se probará en monos. En 2023, los primeros diez voluntarios ciegos llevarán el implante.

¿Cuánto cuesta el tratamiento?

El dispositivo se pondrá en producción en masa a partir de 2027. El coste inicial de la operación e instalación de la cámara es de 10 millones de rublos (unos 138.000 dólares). Tras la inclusión de ELVIS en el programa de apoyo estatal y seguro médico, el precio bajará a 5 millones de rublos (unos 69.000 dólares).

La operación estará disponible tanto para los rusos como para los extranjeros.

Análogos en el mundo

“Los estadounidenses ya han implantado los seis primeros implantes en voluntarios y les han devuelto la vista. El tratamiento en EE UU cuesta ahora 145.000 dólares”, explicó Denís Kuleshov, jefe del proyecto ELVIS, a Russia Beyond.

En todo el mundo, una decena de equipos de organizaciones científicas y startups trabajan en el desarrollo de un sistema que permitirá devolver la vista a los ciegos con la ayuda de implantes. Según él, los equipos de España (CORTIVIS), Holanda (NESTOR) y Australia (Universidad de Monash) han avanzado bastante. La mayoría de las pruebas se han realizado hasta ahora en animales; en España, durante un breve periodo de tiempo se colocaron los electrodos a voluntarios sin pérdida de visión, para comprobar que pueden ver destellos de luz por encima de su visión habitual.

En qué se diferencia el implante ruso

“En el proyecto ELVIS hemos conseguido encontrar una solución al principal punto débil de muchos de estos implantes: la visión biónica de baja resolución. Utilizamos una combinación de biónica e inteligencia artificial para que un usuario ciego pueda sacar el máximo partido a su visión electrónica”, explica el director del proyecto.

Mientras que muchos proyectos se limitan a proyectar destellos y siluetas en la corteza visual, en el sistema ruso la inteligencia artificial también da pistas sobre el tipo de objeto que aparece.

“Esto también ayudará a nuestros pacientes en el proceso de rehabilitación, ya que podremos mejorar el proceso de aprendizaje de la nueva visión en los primeros meses después de la cirugía”, concluyó.

LEE MÁS: Un ojo biónico hace que una mujer recupere la visión trece años después de perderla

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies