Buques de guerra rusos se acercan a Hawái y causan gran revuelo en EE UU

El crucero de misiles ruso Variag.

El crucero de misiles ruso Variag.

Dominio público
Los medios de comunicación afirman que los barcos rusos pasaron a una distancia de entre 23 y 34 millas de las islas hawaianas, cosa que no habían hecho en mucho tiempo.

El alto mando militar estadounidense en el Pacífico declaró que durante los últimos ejercicios, los buques de guerra rusos pasaron a una distancia entre 23 y 34 millas de las islas hawaianas, según informa Rossíiskaia Gazeta.

El periódico Honolulu Star-Advertiser  fue el primero en confirmarlo oficialmente. Señaló que era lo más cerca que los barcos rusos se habían acercado a Hawái en mucho tiempo.

“Los buques rusos están transitando hacia el oeste y están fuera de la zona de operaciones en Hawái”, explicó a la publicación el capitán de la Marina estadounidense Mike Kafka, del Mando Indo-Pacífico (INDOPACOM).

El medio The Drive también recogió un comentario del capitán Kafka. Aclaró que la flotilla rusa permaneció en aguas internacionales durante el paso. Pero cuando se le preguntó si los militares estadounidenses hicieron alguna advertencia a los barcos rusos, el oficial no respondió directamente.

“Aunque no voy a entrar en nuestras tácticas y procedimientos, puedo decir que actuamos de acuerdo con el derecho internacional y esperamos que Rusia haga lo mismo”, añadió.

Según este medio, esta visita de los buques de guerra rusos es la demostración de fuerza más inusual en la región del Pacífico.

Cabe recordar que The Drive escribió anteriormente sobre el hecho de que un grupo de buques de la Marina rusa realizó una práctica de destrucción de un grupo de portaaviones en el Océano Pacífico. Se trata de la fragata Mariscal Sháposhnikov, las corbetas Héroe de la Federación Rusa Aldar Tsidenzhápov, Sovershenni y Gromki. En las maniobras también participaron un submarino de la Armada rusa sin nombre y un par de aviones antisubmarinos de largo alcance Tu-142MZ acompañados de interceptores MiG-31BM.

Se sabe que por esas fechas la Marina de EE UU puso en vuelo tres cazas F-22A Raptor desde una base aérea en Hawái. La flotilla rusa también fue vigilada por los destructores de la Armada estadounidense de la clase Arleigh Burke y un cúter de la Guardia Costera de la clase Sentinel. Según informes recientes, esta reacción se debió precisamente al paso de buques de la Armada rusa cerca de Hawái.

La revista Popular Mechanics tampoco ignoró este hecho. Recuerda que la Armada rusa rara vez realiza este tipo de salidas. El crucero Variag llegó por última vez hasta aquí cuando visitó San Francisco en 2010.

Los autores de la publicación creen que la visita está relacionada con la próxima prueba de defensa antimisiles a gran escala de EE UU. Se lanzará un misil balístico simulado desde la base de lanzamiento del Pacífico en la isla de Kodiak, en el Golfo de Alaska. Y el misil interceptor volará desde el atolón de Kwajalein, en el Océano Pacífico. La interceptación, si tiene éxito, se produciría al noroeste de Hawái.

El autor del artículo concluye que el grupo de trabajo de la Armada rusa es inusualmente grande y probablemente pretende enviar una señal a las autoridades estadounidenses. Probablemente Rusia quiera recordar a todos que también es una gran potencia naval.

LEE MÁS: Hawái declara la guerra a su herencia rusa

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies