La corbeta furtiva de misiles Mercuri será construida para la Armada rusa

Ministerio de Defensa de Rusia
La corbeta del proyecto 20386 Mercuri, que se está construyendo en San Petersburgo, será el primer barco de la Armada rusa completamente basado en tecnología ‘furtiva’. Está previsto que el barco, apenas visible en los radares de la Armada rusa, aparezca en 2022.

Bajo el concepto de “sigilo”, la corbeta tendrá una forma especial, donde el número de protuberancias se reducirá al mínimo. Durante la construcción del casco se utilizarán diversos materiales compuestos y pinturas especiales que absorben las ondas de radio. Así, en los radares enemigos, la Mercuri, de 100 metros de largo, aparecerá como un pequeño bote. Según la agencia, el casco del barco ya está terminado.

La construcción de la nave principal del proyecto 20386 comenzó el 28 de octubre de 2016. Por orden del comandante en Jefe de la Armada, almirante Vladímir Koroliov, la corbeta recibió el nombre de Derzki, pero tres años después se cambió a Mercuri.

El desplazamiento del barco es de 3.4 mil toneladas, su eslora es de 109 metros, su ancho de 13 metros y su velocidad máxima de 30 nudos. Con los tanques llenos puede cruzar cinco mil millas náuticas y la tripulación es de 80 hombres. Se supone que la corbeta estará armada con un sistema de artillería A-190 calibre 100 milímetros, dos sistemas de artillería AK-630M calibre 30 milímetros, sistema de misiles antiaéreos Redut, torpedos antisubmarinos Paket-NK y antimisiles de crucero Kalibr. El barco también podrá transportar drones.

LEE MÁS: La nueva fragata de la Armada rusa es invencible (Vídeo) 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies