Estos fueron los tanques soviéticos usados por Cuba para derrotar a Sudáfrica en Cuito Cuanavale

Dominio público

Mientras que sudafricanos utilizaron una mezcla de armamento británico, francés, israelí, soviético capturado y de desarrollo propio, sus aliados de la UNITA, utilizaron una mezcla de armamento soviético y sudafricano. Los cubanos y las FAPLA estaban armados con armamento soviético.

Angola supuso la mayor operación militar de Cuba en el extranjero. En su punto álgido, había 51.000 tropas y “asesores” cubanos en el país, incluyendo escuadrones de aviones de combate, unidades de tanques, formaciones de artillería, etc.

El 23 de marzo de 1988, las fuerzas de la Sudáfrica racista y sus aliados de la UNITA (Unión Nacional por la Independencia Total de Angola, grupo guerrillero de derecha angolano liderado por el criminal de guerra Jonas Savimbi), intentaron por última vez tomar el poblado de Cuito Cuanavale, en el extremo sudeste de Angola, y fueron rechazadas por las FAPLA (Fuerzas Armadas Populares de Liberación de Angola) y los combatientes cubanos. Estos eran los blindados soviéticos con los que contaron.

Jonas Savimbi

T-34-85

T-34 de las FAPLA expuesto en el Museo de Historia Militar de Sudáfrica (Johannesburgo)

Estos veteranos blindados, según Ecured, fueron enviados a Angola a finales de noviembre de 1976 junto con las tropas cubanas y en el marco de llamada Operación Carlota.

Algo más de una década después, los T-34 los ajados tanques soviéticos hicieron lo que pudieron. Alguno de ellos fueron presas de misiles anti-tanque como el Ratel-90 y, según el blog wwiiafterwwii unpelotón de T-34 se perdió en una zona boscosa llena de barro y se perdió la mayor parte del combate.

T-54B y T-55

T-55 de las FAPLA expuesto en el Museo de Historia Militar de Sudáfrica (Johannesburgo)

El teniente coronel cubano Ciro Gómez Betancourt envió al frente de combate el 14 de febrero14 tanques una compañía de T-55, con tripulaciones mixtas y una compañía de infantería FAPLA montada, que al intervenir evitaron la virtual aniquilación de la 16ª Brigada de Angola por parte del 61 Grupo de Batallones de Infantería Mecanizada y el 4º Batallón de Infantería de Sudáfrica. Se perdieron en combate seis T-55 (tres por RPG, tres por Olifantes, uno más fue dañado), pero el ataque frenó el avance sudafricano, salvaguardando la cohesión de la línea angoleña. Se destruyeron diez tanques Olifant y doce Ratel-90.

Un Olifant Mk1 sudafricano en movimiento.

PT-76

Tripulación de un tanque PT-76 cubano en tareas rutinarias de seguridad en Angola.

Las Fuerzas Armadas Populares de Liberación de Angola (FAPLA) emplearon PT-76 durante la Guerra Civil de Angola, al igual que Cuba durante su larga intervención militar en ese país. Un PT-76 de las FAPLA fue destruido por un carro blindado Ratel-90 sudafricano durante la Operación Moduler. Al menos otros seis fueron capturados por fuerzas expedicionarias sudafricanas en el transcurso de ese conflicto.

PT-76 tardío de las Fuerzas Armadas para la Liberación de Angola (FAPLA) en el Museo Sudafricano de Blindados, Bloemfontein.

Recordando a los cubanos y sus tanques soviéticos

En una visita a Cuba, Nelson Mandela dijo al pueblo cubano que el éxito de las FAPLA en Cuito Canavale fue “un punto de inflexión para la liberación de nuestro continente y de mi pueblo”, así como para la guerra civil de Angola y la lucha por la independencia de Namibia.

La batalla de Cuito Cuanavale, ganada gracias a la sangre cubana y al acero soviético, se conmemora en varios países del sur de África. El 20º aniversario, en 2008, se celebró especialmente en Namibia.

LEE MÁS: Tropas cubanas fueron las primeras en probar la doctrina aerotransportada soviética en… Etiopía

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies