Científicos rusos crean ratones fluorescentes para probar medicinas contra la COVID-19

Friso Gentsch/dpa / Global Look Press

Científicos de la Universidad Estatal de Investigación de Bélgorod y el Instituto de Biología Genética de la Academia de Ciencias de Rusia han creado una nueva línea de ratones humanizados susceptibles a la infección por coronavirus (SARS-CoV-2), informa la agencia de noticias RIA Novosti.

Según los autores del estudio, estos animales transgénicos ayudarán a estudiar la patogénesis y realizar ensayos preclínicos de nuevas vacunas y medicamentos contra la COVID-19. Los resultados del trabajo fueron presentados en la revista Transgenic Research.

La falta de animales de laboratorio susceptibles a la infección del SARS-CoV-2 es un factor importante que limita el desarrollo de vacunas y medicamentos contra la COVID-19, creen los autores del proyecto. Para resolver este problema, expertos de la Universidad Estatal de Bélgorod y el Instituto de Biología Genética de la Academia de Ciencias de Rusia crearon ratones transgénicos mediante la introducción de un gen que codifica el receptor humano para la entrada de SARS-CoV-2 en la célula (ACE2).

Según expertos de la universidad, el ACE2 humano está incrustado en el genoma del ratón como parte de una estructura compleja que permite la activación transgénica en varios tejidos “según demanda”. Esto permitirá estudiar los mecanismos de daño en órganos individuales, ya que después de la activación, el virus no será susceptible a infectar todo el organismo, sino solo a tejidos seleccionados. Además, este enfoque permite la regulación de la susceptibilidad al virus y mantiene un modelo biológicamente seguro: antes de la activación, los ratones transgénicos son generalmente inmunes al SARS-CoV-2.

La cuestión es que la construcción transgénica se “silencia” hasta que se combina con activadores especiales llamados “ratones Cre”. Puede usarlos para activar la expresión de ACE2, es decir, “abrir la puerta al SARS-CoV-2 en todo el cuerpo o selectivamente en una variedad de tejidos, incluidos los pulmones, los riñones y el cerebro”, explicó el líder del estudio Alexéi Deikin, director del Centro Nacional de Tecnología Genética de la Universidad Nacional de Investigación.

Como parte del estudio, los científicos también introdujeron la proteína verde fluorescente GFP, que se localiza en ACE2 humano, en el genoma del ratón, lo que facilita la detección de células y tejidos susceptibles a la infección por SARS-CoV-2.

Los expertos creen que esta familia de ratones acelerará las pruebas de vacunas y medicamentos, además de ayudar a estudiar el papel de varios órganos en la infección por SARS-CoV-2 y el desarrollo de complicaciones asociadas con la COVID-19. Actualmente, los ratones ya se utilizan para la investigación en el Centro Nacional de Investigación de Virología y Biotecnología Vektor Rospotrebnadzor.

Los autores del estudio enfatizaron que también debe destacarse la evaluación del efecto del SARS-CoV-2 sobre la infertilidad masculina. Con este fin, los científicos sugieren que los ratones transgénicos se infecten con el virus después de la activación previa del transgén en los órganos del sistema reproductor masculino.

LEE MÁS: “Espero que todo esté bajo control”: Putin bromea sobre unos ratones con genes humanos

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies