Unidades especiales rusas perfeccionan en el Ártico la lucha contra los piratas (Fotos)

Denis Kozhevnikov/TASS
En caso de que grupos de crimen organizado traten de secuestrar un barco de carga en el Ártico, se verán las caras con algunas de las mejores unidades del Ejército ruso.

A finales de marzo, la Guardia Nacional de Rusia visitó la región del Ártico para entrenarse en el rescate de buques de carga secuestrados por piratas. 

El propósito de los ejercicios militares consistía en poner a prueba las habilidades de las unidades en la región más fría del mundo y comprobar su disponibilidad para defender allí los objetivos e intereses de Rusia.

Por ejemplo, en estos momentos, las unidades tienen la tarea de proteger tres instalaciones de energía nuclear y siete buques con instalaciones nucleares (incluida la primera central nuclear flotante de Pevek) en la región del Ártico, así como nueve puertos marítimos internacionales a lo largo de la Ruta Marítima del Norte.

El programa de simulacros incluye dos etapas.

El primero es el siguiente: un grupo dedicado al crimen organizado ha capturado un buque portacontenedores que llegó al puerto marítimo justo después de un rompehielos de propulsión nuclear. Los terroristas o piratas quieren robar la carga que contiene materiales explosivos.

La tarea de las unidades militares consiste en asaltar el barco con disparos y también subir a bordo a cubierto y eliminar sigilosamente a los enemigos, uno por uno.

La tarea se complicó al tener que rescatar a rehenes fuertemente custodiados y con explosivos en la cintura que también había que desactivar.

Las unidades tuvieron que viajar dos días en motos de nieve militares y tuvieron que organizarse para dormir en el hielo.

Posteriormente, en el siguiente ejercicio los soldados tuvieron que desplazarse casi 2.000 km en motos de nieve y buggies y llegar al aeropuerto de Dixon para eliminar una amenaza terrorista en una remota instalación de aviación civil.

Estos simulacros han pasado a formar parte de la Estrategia para el Desarrollo de la Zona Ártica de la Federación Rusa y la garantía de la Seguridad Nacional para el período hasta 2035.

La envergadura de las tareas requiere una mejora constante del potencial de las tropas de la Guardia Nacional. Solo en 2020, más de 700 intrusos fueron detenidos en la zona ártica en importantes instalaciones estatales protegidas por las unidades de la Guardia Nacional.

En 2018, en la región de Múrmansk, en el marco del ejercicio táctico especial Ártico-2018, las tropas de la Guardia Nacional resolvieron con éxito una serie de tareas de servicio y de combate en cooperación con las autoridades fronterizas del FSB y el Ministerio de Defensa, incluido un desembarco en la zona de la Tierra de Francisco José.

LEE MÁS: Putin ordena la creación de una Guardia Nacional 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies